¿Dudas? Te ayudamos a encontrar gratis soluciones y un plan de acción

La revolución de la inteligencia artificial en las empresas: software de IA

La inteligencia artificial (IA) es la tecnología que permite a las máquinas realizar tareas que normalmente requerirían inteligencia humana, como el aprendizaje, el razonamiento o la resolución de problemas. La IA ha evolucionado rápidamente en las últimas décadas, convirtiéndose en una de las tecnologías más disruptivas y transformadoras de nuestro tiempo.

En la actualidad, son numerosas las aplicaciones de la inteligencia artificial en las empresas, desde la atención al cliente hasta la gestión de la cadena de suministro, la automatización de procesos de negocio, la toma de decisiones estratégicas o la creación de contenido. El objetivo del software IA es siempre el mismo: mejorar la eficiencia, la productividad y la rentabilidad de la organización, lograr la ansiada ventaja competitiva del mercado.

Para no quedarse atrás en los ritmos y niveles de calidad que va marcando la tecnología, es necesario estar al día de las innovaciones que van surgiendo dentro de los sistemas de gestión y cómo distintos tipos de software empresarial van introduciendo aplicaciones de inteligencia artificial, con funcionalidades cada vez más precisas y avanzadas.

La inteligencia artificial ya está utilizándose en muchos sectores para agilizar y automatizar flujos de trabajo con gran efectividad, de una forma antes impensable. La capacidad de predicción y de personalizar contenidos de sus algoritmos marcará la calidad de los servicios que ofrecemos.

 

Cómo los software de inteligencia artificial están impulsando las empresas y el trabajo

El uso de plataformas de inteligencia artificial en las empresas está cambiando profundamente la forma en que se realizan los negocios.

La experiencia de la compañía y la capacitación de su equipo humano eran las claves para poder tomar decisiones y realizar procesos de manera adecuada. Pero con la llegada de los software con inteligencia artificial en las empresas, muchas tareas se pueden automatizar y las decisiones son más precisas, al estar basadas en datos objetivos.

Y hay un paso más en las aplicaciones de la inteligencia artificial en las empresas: la identificación de patrones y predicción de tendencias gracias al análisis de datos en tiempo real.

Los algoritmos del software IA son capaces de detectar patrones en grandes conjuntos de datos, lo que nos puede ayudar a mejorar la calidad de los productos y servicios que ofrecemos, a desarrollar nuevas soluciones innovadoras.

 
Las herramientas de IA en las empresas son toda una revolución porque están mejorando la eficiencia de sus procesos y la precisión de las decisiones, y abriendo nuevas oportunidades para la innovación y el crecimiento.
 
 
En un mundo digitalizado, en el que todo cambia muy rápido y hay una gran competencia, las aplicaciones de la inteligencia artificial para empresas van a ser diferenciadoras, ya que van a mejorar la calidad, la eficiencia y la capacidad de innovación de las organizaciones que lo usan.
 

Tipos de software de inteligencia artificial para empresas

Software IA basado en reglas

Utiliza reglas predefinidas para tomar decisiones o realizar tareas. Algunos ejemplos de este uso de la inteligencia artificial son:

Software IA con aprendizaje automático

El aprendizaje automático permite a las máquinas aprender de los datos y mejorar su rendimiento sin ser programadas explícitamente.

Dentro de las aplicaciones de la inteligencia artificial, las herramientas machine learning se utilizan para hacer predicciones y agilizar procesos avanzados de negocio, como:

 

Software IA de redes neuronales deep learning

Las redes neuronales son un tipo de aprendizaje automático que se inspira en el funcionamiento del cerebro a la hora de procesar y transmitir datos; se conoce como aprendizaje profundo, deep learning.

Las redes neuronales se utilizan en aplicaciones de inteligencia artificial para empresas como por ejemplo:

Software IA generativa

El gran avance del deep learning ha permitido un potente desarrollo de la inteligencia artificial generativa con modelos de lenguaje natural, otro ejemplo de software de inteligencia artificial para:

 
 

Ejemplos de las mejores aplicaciones y software de inteligencia artificial para empresas

  1. Atención al cliente: Los chatbots impulsados por inteligencia artificial se utilizan cada vez más para mejorar la experiencia del cliente. Se pueden integrar en el sitio web de la empresa o en aplicaciones de mensajería y redes sociales.
  2. Gestión de la cadena de suministro: La inteligencia artificial se utiliza en software de gestión de la cadena de suministro y sistema MES para predecir la demanda de los productos, optimizar la planificación de la producción, reducir los costos y mejorar la eficiencia. La gestión del ciclo de vida del producto en la industria es otra de las grandes aplicaciones de la IA a través de programas PLM. La IA es una de las tecnologías clave de la llamada Industria 5.0.
  3. Ciberseguridad: Los software de seguridad informática con IA permiten detectar y prevenir amenazas de seguridad, analizan grandes cantidades de datos para identificar patrones y comportamientos anómalos que pueden indicar un ataque o una brecha de seguridad.
  4. Automatización de procesos con IA: La IA permite automatizar tareas repetitivas con eficiencia. Esta aplicación de la inteligencia artificial en empresas se integra en diferentes software empresariales (ERP, gestión de personal, gestión documental…) para automatizar procesos como la entrada de datos, el reconocimiento de caracteres, etc. La minería de procesos o software process mining es otro claro ejemplo,
  5. Toma de decisiones con IA: Las herramientas de inteligencia artificial permiten a las empresas mejorar la toma decisiones, como el análisis de riesgos financieros (inteligencia artificial para finanzas), la predicción de tendencias de mercado o la detección de enfermedades en el sector médico. La IA en Sistemas de Soporte de Decisiones es capaz de analizar grandes cantidades de datos, y utilizar modelos predictivos para tomar decisiones informadas.
  6. Personalización de productos y servicios: La IA en las empresas se utiliza mejorar la personalización de productos y servicios. Por ejemplo, los sistemas de recomendación y sugerencias en compras online que integran algunas plataformas eCommerce y herramientas de marketing digital, el envío de promociones o la experiencia de navegación en función cursos elearning o vídeos en streaming que hayas visto.
  7. Marketing y proceso de ventas: muchos software CRM y herramientas de marketing digital (y sus correspondientes aplicaciones móviles) integran tecnología de IA para comprender mejor a sus clientes y proporcionar experiencias más personalizadas. Gracias a sus algoritmos pueden analizar grandes volúmenes de datos para segmentar a los clientes con precisión y ofrecer personalización a escala. También pueden automatizar tareas como la calificación de leads, el envío de correos electrónicos y la programación de reuniones​.
 

Tendencias y futuro del software de inteligencia artificial: su expansión empresarial

La inteligencia artificial está experimentando un rápido crecimiento y su aplicación en las empresas irá aumentando.

  • La inversión en tecnología de inteligencia artificial es imparable, y los gigantes tecnológicos tienen el punto de mira en su avance.
  • Cada vez más sectores aplicarán inteligencia artificial en su gestión de negocio. El sector médico, financiero, de seguros, marketing digital o productivo está liderando su implantación, pero también está pasando a formar parte de otros más tradicionales, como la agricultura de precisión o la construcción.
 
  • Inteligencia artificial responsable. La ética en la inteligencia artificial es uno de los grandes desafíos para los desarrolladores, y que más preocupa a los ciudadanos y gobiernos. Eliminar sesgos de la inteligencia artificial para promover una tecnología justa, precisa y transparente, para que podamos confiar en su funcionamiento y en sus resultados.
  • El futuro del trabajo. La IA está cambiando la forma en que trabajamos. Algunos puestos de trabajo relacionados con tareas más rutinarias desaparecerán, pero otros muchos surgirán. La gestión del talento será cada vez más importante para las empresas, que necesitarán expertos altamente cualificados en áreas científicas, matemáticas e ingenierías.
 
 
Las aplicaciones de inteligencia artificial están transformando la forma en que las empresas operan, alcanzando mayor eficiencia, optimización y rentabilidad. Toman decisiones más informadas para mejorar la calidad de sus productos, automatizan tareas o predicen el comportamiento del mercado.
 

Aplicaciones de inteligencia artificial con aprendizaje automático y aprendizaje profundo

Como acabamos de ver, el aprendizaje automático es un subcampo de la inteligencia artificial. Un software IA con machine learning es capaz de resolver problemas y tomar decisiones sin programarlo. Para ello se basa en una serie de reglas que le hemos dado y aprende de manera automática gracias a los datos con los que se va entrenando, interpretándolos de forma similar a como lo haría un humano.

A través de patrones o tendencias que encuentra en los datos que se le suministra, la inteligencia artificial es capaz de predecir y clasificar la nueva información de manera autónoma, sin programación.

Dentro de las aplicaciones del machine learning, encontramos los software IA con deep learning o aprendizaje profundo, que permite afrontar problemas que antes no se podían abarcar gracias al gran volumen de datos que maneja. Ofrece una mayor precisión. Los algoritmos que utiliza la máquina para interpretar la información son similares a unas redes neuronales, con múltiples capas de procesamiento para aprender representaciones de datos.

El deep learning crea sus propias reglas de manera independiente y automática, no las tienes que codificar. El procesamiento del lenguaje natural o la visión artificial (visión por computadora) han evolucionado gracias al deep learning, como ChatGPT.

 

Evolución del software de inteligencia artificial

Los primeros programas de inteligencia artificial se desarrollaron en la década de los 50. El conocido como Test de Turing podía evaluar la capacidad de una máquina para mostrar un comportamiento inteligente similar al de un ser humano.

Durante 1960 y 1970 se crearon los primeros sistemas capaces de tomar decisiones basadas en reglas predefinidas.

Fue en los años 80 cuando se comenzaron a investigar los algoritmos de IA con aprendizaje automático, una técnica que permitía a las máquinas aprender de datos en lugar de seguir unas reglas, mejorando su rendimiento con el tiempo.

El siguiente paso se dio en los 90 con la aparición de la técnica de redes neuronales y el deep learning, lo que mejoró su capacidad para analizar datos complejos. Este tipo de IA ha sido clave para los siguientes avances de la inteligencia artificial y el procesamiento de lenguaje natural (NLP), como la IA generativa.

 
Las inversiones en inteligencia artificial están aumentando, su aplicación se está expandiendo a todo tipo de sectores y nuevos puestos de trabajo surgirán relacionados con la IA en las empresas.
 
 
Si quieres estar al día en gestión empresarial,
apúntate a nuestra newsletter semanal