Cambio de ERP - Averigua el software que mejor se ajusta a tu empresa con nuestro ranking personalizado

Solicite su comparativa GRATIS

Indique qué módulos necesita

Con la garantía de:
 

Cuando un sistema ERP va quedando antiguo, o en su defecto, el mismo no cubre las necesidades de la empresa, se debe llevar a cabo un cambio de ERP..

¿Qué recibirás a cambio?

Ranking
personalizado de los mejores proveedores.

Información detallada de los proveedores de software.

White paper sobre software de gestión de cliente

¿Cómo se hace un cambio de ERP?

En el caso de que el cambio de ERP deba ser llevado a cabo porque el sistema se ha vuelto obsoleto, debemos recurrir a determinados vestigios o señales que nos demuestren que el mismo ya debe jubilarse. Así, deberemos sin duda alguna, hacer un cambio de ERP, cuando este se ha vuelto lento, deja de tener la debida agilidad a la hora de trabajar y consultar los datos pertinentes, o cuando la empresa ha crecido de una manera tal, que el sistema ha quedado fuera de las necesidades, como por ejemplo, cuando se ha vuelto internacional o cuenta con muchos puntos de venta. En casos como estos, la plataforma del sistema deberá sufrir el cambio de ERP, ya que no puede ser actualizada y ampliada a estas nuevas necesidades de la empresa.

En el segundo caso mencionado al principio, el de aquel sistema que ha sido implementado por error, debemos hacer un cambio de ERP, en el momento en que lamentablemente, la empresa se da cuenta de que ha instalado un software que no es que necesita, en lugar del correcto. Esto se produce, por falta de un profundo estudio por parte de los profesionales adecuados, sea del funcionamiento de la empresa o sea de las opciones de software que se ofrecen en el mercado, o ambas a la vez.

En síntesis, sin importar cuál de estos motivos nos llevarán a realizar un cambio de ERP, la cuestión es llevarlo a cabo de la manera más sencilla de asumir posible, y con el debido cuidado, de que los datos y toda la información, pasen de un sistema al otro, sin perder ni modificar ninguno de ellos, ya que esto se podría traducir en pérdidas millonarias para la empresa. Es sabido que este cambio de ERP no es nada fácil, y que en general, resulta ser lo bastante traumático como para demorarlo todo el tiempo posible. Aún así, en los casos en que el proveedor del sistema se encarga de hacer el cambio, será un poco más llevadero, aunque el aprendizaje de cómo funciona el nuevo, resulte complejo desde las primeras miradas. Básicamente, si no hay un proveedor que se encargue del tema, se deberán contratar a profesionales especializados, siempre y cuando no los haya trabajando de una manera fija para la empresa, puesto que, como hemos dicho, es una tarea que se debe realizar muy cuidadosamente, para no perder o transformar ninguna información de la base de datos que se tiene armada previamente.

Volver a las definiciones ERP

 
 

EL 70% IMPLANTA UNO DE LOS
Encuentra el mejor software ERP con nuestro comparador gratuito QUE LE PROPONEMOS

Comparamos entre más
de 200 soluciones

Ahorramos más de
70 horas de trabajo

Damos un informe
personalizado

Somos gratis,
neutrales y rápidos