Presente y futuro de la cadena de suministro 4.0: innovación tecnológica, retos y sostenibilidad



La cadena de suministro; su escenario actual en plena era digital, sus retos, necesidades y su futuro más inmediato. Claves imprescindibles para la gestión del mundo empresarial y las soluciones de software destinadas al sector industrial.

Profundizamos en el presente y el futuro del Supply Chain Management (SCM), o gestión de la cadena de suministro, y su evolución hacía la cadena de suministro 4.0 gracias a la colaboración de Chema Gómez Rodríguez, analista de mercado, proyectos y negocio para su propia empresa Exme Consulting y para otras multinacionales; Miguel Mediavilla Guisasola, profesor especializado en Supply Chain Management en Mondragon Unibertsitatea y director del centro de investigación y consultoría Operations Management Engineers; Xabier Zubizarreta Urbizu, CEO de SmartLOG Group y profesor visitante de Logística en Tecnun, Escuela Superior de Ingenieros de la Universidad de Navarra; y Rubén Guerrero Montero, COO y cofundador de Dropier, red de almacenamiento y distribución bajo demanda.

 

La automatización en la cadena de suministro

Las nuevas tecnologías han revolucionado el sector empresarial. La automatización de procesos y registros de información se ha introducido en todos los ámbitos y sectores, incluida la cadena de suministro, que abarca todas las actividades relacionadas con la transformación y distribución de bienes dentro de una empresa, desde la adquisición de materias primas hasta la entrega al usuario final; o desde el punto de vista más logístico, el input de mercancía, almacén y output.

La innovación en los procesos de fabricación y supply chain ha tenido también como consecuencia una demanda cada vez mayor de inmediatez y personalización, pero sin tener que variar la calidad o rentabilidad del servicio.

Chema Gómez, candidato a doctor en Dirección de Procesos y Operaciones por la Universidad de Córdoba, cree en concreto que estamos hablando del área empresarial que más beneficios ha obtenido, ya que se han dejado de lado órdenes y procesos que eran estrictamente manuales y se han integrado todos los nodos de información a lo largo de los eslabones de la cadena de suministro, surgiendo y proliferado nuevas herramientas, sistemas y elementos.“Todo esto ha repercutido en una reducción drástica de los tiempos de aprovisionamiento, exactitud en los pedidos y reducción costes de transporte, almacenamiento o contingencia”, subraya Gómez.

Xabier Zubizarreta, que ha sido miembro de Consejos de Dirección de diversas empresas logísticas, ve cómo hemos logrado alcanzar una gestión completa o integral de la cadena de suministro: demanda, compras, stock, preparación de pedidos y distribución, incluso asegurando la entrega en las fechas y las franjas horarias exigidas por el cliente.

 
El control activo de stocks en tiempo real y la previsión cada vez más fiable en la variabilidad de la demanda, unido a los avances en trazabilidad, han permitido un mayor grado de automatización. 

Rubén Guerrero 

 
 
La búsqueda de la inmediatez y la personalización en los sistemas logísticos está cambiando los tiempos de respuesta, que ahora son más cortos, adecuándolos a los timmings de entrega definidos por el cliente; la gama de productos, creciendo de 1.000 a 6.000, 20.000... con y sin stock; y los pedidos, cada más complejos, con más líneas de distribución y menos cantidad de mercancía.

Xabier Zubizarreta Urbizu, CEO de SmartLOG Group.

 

Nuevos enfoques empresariales en Supply Chain Management 

Sin embargo, no todos nuestros expertos piensan que se haya alcanzado el máximo nivel de beneficio tecnológico.

Rubén Guerrero, con 5 años de experiencia en logística gestionando proyectos con multinacionales, observa cómo el control activo de stocks en tiempo real y la previsión cada vez más fiable en la variabilidad de la demanda, unido a los avances en trazabilidad, han permitido un mayor grado de automatización. Todo gracias a la aplicación de soluciones tecnológicas, optimizando tiempos y costes. Pero también advierte cómo hay un gran margen de mejora que está sujeto a la necesidad de hacer llegar esta tecnología a todos los agentes que forman parte de la cadena de suministro.

El doctor en Ingeniería Industrial Miguel Mediavilla, con más de 20 años en el sector (muchos de ellos en el grupo alemán BSH Bosch and Siemens Home Appliances), va más allá en la necesidad de adoptar nuevos enfoques que modernicen nuestra industria.

La automatización de la cadena de suministro la podemos entender, explica el doctor, en dos ámbitos: el uso de elementos físicos en el mundo tangible, como la robótica, y los elementos del mundo no tangible, como son las herramientas informáticas o software de gestión empresarial.

“Las herramientas informáticas han ido evolucionando, principalmente, en rapidez y usabilidad. Pero lamento decir que el enfoque sigue siendo el del siglo pasado, donde el paradigma de mercado era más estable, menos complejo y con mucha mayor certidumbre. En el siglo XXI podemos hacer las cosas mal más rápido”, recalca Mediavilla.

 
Lamento decir que el enfoque sigue siendo el del siglo pasado, donde el paradigma de mercado era más estable, menos complejo y con mucha mayor certidumbre. En el siglo XXI podemos hacer las cosas mal más rápido.

Miguel Mediavilla

 
 
El flujo de información es, con diferencia, el área de la cadena de suministro que ha incorporado las principales innovaciones tecnológicas, con los elementos informáticos y de sensórica; aunque también hay innovaciones en el flujo de materiales, como la descarga de cunas de camión masivas; o en el flujo de dinero: blockchain, confirming, etc. 

Miguel Mediavilla Guisasola, director del centro de investigación y consultoría Operations Management Engineers.

 

Incorporación de novedades tecnológicas y puntos de inflexión 

La década de los 90 supuso el gran desarrollo e implantación de los software de gestión empresarial, en concreto de los ERP, y la integración y centralización de la información de las empresas. Un antes y un después en la gestión de la cadena de suministro y en la toma de decisiones.

También la introducción de los SGA, software de gestión de almacenes, es otra de las grandes novedades digitales para el sector, permitiendo el conocimiento y análisis en tiempo real de los flujos de stock y un óptimo abastecimiento de materiales en función de la información registrada.

Xabier Zubizarreta señala que la optimización de procesos productivos, logísticos, comerciales y de gestión mediante diferentes herramientas, sobre todo software, ha hecho que pasemos de tener datos a que estos sean tratados y se conviertan en información útil. De esta manera, podemos anticipar y prever situaciones, actuando en consecuencia.

Dentro de las áreas que abarca el supply chain, el almacenaje es, para Chema Gómez, una de las que mayores novedades tecnológicas está incorporando. “Ya podemos disponer de una información exacta cuantitativa del almacén, pero no del estado del stock. Este es un eslabón de la cadena de suministro en el que se investiga mucho, aunque se sigue necesitando una fuerte presencia de personal para que los resultados sean óptimos”, explica.

El analista de mercado, proyectos y negocio también indica cómo se ha dado un paso más en la incorporación tecnológica, y que la transformación digital comienza a ser una realidad. "Si ya es interesante conocer espacial y temporalmente todo aquello que ocurre en la cadena de suministro, imagina como sería dotándola de inteligencia y automatización" añade Gómez. 

 

Al reconocimiento de la importancia del almacenaje se suma Rubén Guerrero: “Está comprobado que la trazabilidad en la última milla aporta un valor diferencial en la experiencia del usuario final, pero también es muy interesante conocer la demanda y poder anticiparse para dimensionar y gestionar de manera óptima el almacén, minorizando costes y esfuerzos para alcanzar una satisfacción mayor a la lograda en la última década”.

La cadena de suministro trata de gestionar de manera óptima tanto el flujo de materiales, como el de información y dinero. Como apunta Miguel Mediavilla, los grandes saltos tecnológicos han venido de la mano de sistema informáticos que permiten disponer de una gestión cada vez más en tiempo real de la situación de estos tres flujos. Sin embargo, seguimos con un enfoque empresarial propio de los años 80 o 90, recalca el especialista.

Para Meviadilla, un punto de inflexión ha sido la tecnología organizativa, el concepto de TOC (Theory of Constraints o teoría de las restricciones) y DBR (Drum Buffer Rope) del Dr. Goldratt. “Eso sí tiene valor, el concepto de cuello de botella para un sistema”, subraya.  

 

Si ya es interesante conocer espacial y temporalmente todo aquello que ocurre en la cadena de suministro, imagina cómo sería dotándola de inteligencia y automatización.

Chema Gómez

 
 
Comparador GRATUITO

Responde estas preguntas
y encontraremos la solución de Software que mejor se adapta a tu empresa

¿Qué Software necesitas?

Gestión Empresarial - ERP
Gestión Empresarial - ERP
Marketing y Ventas - CRM
Marketing y Ventas - CRM
Recursos humanos-RRHH
Recursos humanos-RRHH
Gestión Almacenes - SGA
Gestión Almacenes - SGA
TPV
TPV
Contact Center
Contact Center
Centralita Virtual
Centralita Virtual
Gestión Documental
Gestión Documental
Gestión de Proyectos
Gestión de Proyectos
Gestión de Flotas
Gestión de Flotas
eCommerce
eCommerce
Centros Educativos
Centros Educativos
Gestorías, Asesorías y Despachos
Gestorías, Asesorías y Despachos
Construcción
Construcción
Médico
Médico
Inmobiliarias y Promotoras
Inmobiliarias y Promotoras
Administración de Fincas
Administración de Fincas
Hoteles
Hoteles
Centros deportivos
Centros deportivos
Business Intelligence - BI
Business Intelligence - BI
e-Learning
e-Learning
Ver más
Ver más
Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

La globalización del mercado, la inmediatez, la Industria 4.0 y la cadena de suministro 4.0

¿Estamos abriendo ya todas las nuevas posibilidades en la cadena de suministro o aún nos quedan estrategias que implementar? Como ya hemos visto, no todos los expertos son optimistas en cuanto modelo de gestión que se está llevando a cabo.

Con la aplicación de la Industria 4.0 a la cadena de suministro podemos hablar de Supply Chain 4.0 cadena de suministro 4.0, sostiene Xabier Zubizarreta. La transformación digital está llevando el internet de las cosas, la automatización o robotización evolucionada y el big data a la cadena de suministro. “La Supply Chain 4.0, gracias al uso de las nuevas tecnologías y al análisis de datos, permite a las empresas identificar tendencias, problemas potenciales y oportunidades de una manera más real y acertada” opina Zubizarreta. Esto se traducirá en una mayor disponibilidad de producto, tiempos de respuestas más rápidos a los cambios de la demanda, mejora en los costes directos e indirectos de la actividad y en mayores resultados operativos y financieros.

Pero el experto también avisa de una necesidad de complementar este cambio tecnológico con una visión empresarial basada en los procesos y la búsqueda de "cero defectos".

Mientras Chema Gómez asegura que la globalización y la búsqueda por la personalización en la cadena de suministro supone un gran reto y una oportunidad para las empresas, o Rubén Guerrero afirma que ya se está reflejando en tiempos de respuesta más cortos sin que ello repercuta en un coste mayor, Miguel Mediavilla se muestra más reticente en cuanto a la Industria 4.0.

Las soluciones tecnológicas son el cómo, no el qué. El qué en la gestión de la cadena de suministro es nuestro enfoque para ser cada vez más rápidos para adaptarnos a mercados más imprevisibles, impacientes, exigentes y con mayor competencia. Lo importante es tener claro el qué hacer: ¿gestionar por cuello de botella? ¿Demand-driven MRP? Luego tendrás muchas y muy buenas herramientas para el cómo”, explica a este respecto Mediavilla.

 
La evolución debe ir más allá de la Industria 4.0, y para eso hay que trabajar aspectos como la inmediatez en la toma de decisiones y en el servicio; la actividad fundamentada en los procesos, convirtiendo la búsqueda del “cero defectos” en una realidad; y la trazabilidad total.

Xabier Zubizarreta.

 
 
La inteligencia artificial es una tecnología en constante mejora y que ya está muy implantada en la cadena de suministro de gigantes de la industria, de manera que pueden anticiparse a los movimientos del mercado y dar respuesta rápida en todas las áreas. Uno de los retos de Dropier es acercar estas funcionalidades a empresas de una dimensión mucho menor.

Rubén Guerrero Montero, COO y cofundador de Dropier.

 

Los retos y el futuro de la cadena de suministro 4.0: IoT y IA

Estamos ante un sector en constante cambio y evolución. La irrupción de conceptos como el internet de las cosas (IoT) y la inteligencia artificial (IA) están dando lugar a nuevas tendencias y escenarios de gestión que es importante saber aprovechar de manera correcta.

"Se ha avanzado a un modelo completamente digital e integrado en lo que se refiere a la cadena de suministro. En esto ha sido clave el desarrollo de algunas tecnologías como el internet de las cosas y la inteligencia artificial para el tratamiento de información en la logística. Su aplicación está proporcionando un cambio de forma definitivo en los procesos logísticos" explica Zubizarreta .

La gran cantidad de datos que registramos y somos capaces de entender y manejar es fundamental a la hora de anticipar los cambios de consumo en el mercado. ¿Cuál será el papel de los trabajadores y el de las máquinas en este entorno de futuro inmediato?

Las máquinas y los sistemas que las orquestan serán más autosuficientes y cada vez tendrán capacidad de tomar más decisiones, opina Zubizarreta, pero Rubén Guerrero lo tiene muy claro, no considera que el papel de los operarios y el de la maquinaria como lo concebimos hoy en día vaya a desaparecer, menos aún en un futuro inmediato. Si es cierto que se van automatizando más procesos y se investiga para que la maquinaria se adapte cada vez más al trabajador y su ergonomía, con el objetivo de minimizar tiempo, costes y mejorar la respuesta de la cadena de suministro a la demanda.

 

El internet de las cosas, según Chema Gómez, puede ser el complemento perfecto para el operario. “Ya no entro en el número de personas que se puedan reducir, sino en los beneficios que puede aportar al equipo para un trabajo más seguro, eficiente y ecológico”, afirma.

“Creo en las personas. Creo en su imaginación, creatividad e innovación; en este orden suceden las cosas. No creo en máquinas haciendo máquinas. Dicen que cada robot eliminará varios puestos de trabajo de baja cualificación, ¡y yo me alegro!”, exclama Miguel Mediavilla, a lo que añade: Quiero seres humanos que piensen, imaginen y manden a los robots y sistemas informáticos".
 

Creo en las personas. Creo en su imaginación, creatividad e innovación; en este orden suceden las cosas. No creo en máquinas haciendo máquinas. 

Miguel Mediavilla

 
 
La gestión de la cadena de suministro se va a centrar en mejorar los índices de impacto que genera al medioambiente. Se siguen desaprovechando toneladas de recursos y de mermas, los medios principales son todavía a base de combustibles no renovables y las infraestructuras de procesado y almacenaje están aún muy por debajo de los niveles deseados.

Chema Gómez Rodríguez, analista de mercado, proyectos y negocio de Exme Consulting.

 

Sostenibilidad y cooperación, las asignaturas pendientes

Los principales problemas a los que se enfrenta la cadena de suministro 4.0 son ya una realidad. En un mundo globalizado con alta competitividad, se buscan servicios cada vez más rápidos y ágiles para satisfacer las necesidades de una demanda que no cesa de exigir gracias al comercio electrónico.

“Además de la última milla y la sostenibilidad, el punto clave del futuro va a ser la anticipación a los comportamientos del mercado. Esto puede llevar aparejado una más que probable descentralización de almacenes que haga que la respuesta a estos cambios sea más rápida. Esta planificación y capacidad de respuesta difícilmente será posible sin la aplicación de métodos de análisis de datos mediante inteligencia artificial”, pronostica Rubén Guerrero.

Este nuevo escenario global ya tiene su repercusión: la importancia de la sostenibilidad, algo en lo que los cuatro expertos están claramente de acuerdo.

 

Si Chema Gómez ve como de las principales líneas de investigación a seguir el mejorar los índices de impacto que genera al medioambiente, Zubizarreta enfatiza que hay que trabajar aspectos que ayuden a la sostenibilidad medioambiental. Para Guerrero cobra una importancia vital la sostenibilidad en todos los eslabones de la cadena de suministro para que así hagan un conjunto más responsable y cuidadoso del planeta, bien sea por medio de la reducción y el reciclado de materiales, transportes más sostenibles, certificados medioambientales, etc. 

Nos encaminamos hacia sistemas de información que nos permitan tomar decisiones cada vez más rápidas y con mejores datos, afirma Miguel Mediavilla, módulos que se incorporen a nuestro ERP (Demand-Driven MRP, TOC - DBR) o enfoques cooperativos en cadenas multiescalón. "Que cualquier cadena de suministro formada por muchas empresas decida anteponer que todos ganemos a que uno gane mucho y otros pierdan. ¿Utopía? Quizá. Pero es lo mismo que pasa con la sostenibilidad y el planeta: o ganamos todos o solo ganando algunos nos cargamos el medioambiente”, concluye el doctor en Ingeniería Industrial.

 
 

Aclaración de conceptos:

La última milla: una de las fases más importantes actualmente en logística, también conocido como distribución capilar. Corresponde con el último eslabón de la cadena de suministro: el transporte de la mercancía dentro de una localidad hasta el cliente destinatario. Esta última fase o trayecto es tan relevante debido a que está en juego la satisfacción del cliente, por la rapidez y efectividad del reparto, y una parte importante del gasto del envío.

Teoría de las restricciones (TOC, Theory of Constraints): formulada por Eliyahu M. Goldratt, físico y presidente de una compañía de fabricación de software industrial. La esencia de su teoría se encuentra en su libro “La meta”, donde explica la importancia de cambiar las políticas de decisión dentro de las empresas. Se basa en que, en los procesos multitarea, el ritmo lo marca el más lento de todos. Encontrar este factor de restricción o cuello de botella, optimizarlo y priorizarlo sobre el resto hará que se aceleré todo el sistema.

DBR (Drum Buffer Rope)
: metodología de planificación y gestión de la producción, descrita por Goldratt también en su libro “La meta”, resultado de aplicar el TOC para la identificación de los cuellos de botella de la organización.

 
Si te quieres seguir enterando de todo, apúntate a nuestra newsletter