La cadena de suministro triple A: agilidad, alineación y adaptabilidad

La cadena de suministro triple A ante un mercado variable

El sector manufacturero se enfrenta actualmente a un mercado altamente variable en cuanto a la demanda e incierto en cuanto a la adquisición de suministros en plazo, debido a unos tiempos de entrega de infarto marcados por una enorme competitividad.

Dentro de estas empresas se está extendiendo el concepto de cadena de suministro triple A como baluarte para poder reaccionar con agilidad a los cambios de demanda e imprevistos, adaptarse a los nuevos procesos de producción y alinearse con los actores de la cadena de suministro.

Alfonso Ruano, ingeniero de soluciones en Ekon, empresa desarrolladora de software de gestión para pymes y especialistas en industria; Victoriano Conde, experto en implementación del método lean manufacturing en empresas y profesor adjunto en el IE Business School; y Chema Gómez, CFO de Drone Hopper y candidato a doctor en Dirección de Procesos y Operaciones para empresas de servicios profesionales, nos explican en este encuentro digital las claves de la cadena de suministro triple A y sus ventajas.

 
Ya no vale lo de que el pez grande se come al pequeño, sino que el pez más rápido se come al lento. La velocidad ligada a la información es clave en los tiempos actuales para reaccionar con inmediatez.

Alfonso Ruano - Ekon

 
 
A raíz del encuentro hemos elaborado esta pequeña guía, pero para profundizar en la cadena de suministro triple A no te pierdas el vídeo completo con los tres expertos. Aquí tienes el tráiler.
Descubre cómo la industria puede responder con éxito ante las actuales variaciones del sector, la importancia del software industrial y cómo se está posicionando con fuerza la cadena de suministro triple A.
 

Un escenario inestable para las empresas manufactureras

Las grandes plantas de producción en masa con largas líneas de ensamblaje son cosa del pasado. En plena Industria 4.0, el modelo de producción y de consumo ha cambiado, la planta se ha digitalizado e interconectado, y nos encontramos ante el mencionado escenario de fabricación marcado por la inestabilidad y la variabilidad.

Incluso en la fabricación bajo pedido hay una serie de elementos que condicionan la producción, por lo que hay que tener una previsión para adaptarse a la demanda. Por eso el sector manufacturero es uno de los más adelantados en su transformación digital.

Gracias a las nuevas tecnologías, como el ERP de fabricación o el software industrial, las empresas se pueden apoyar en datos en tiempo real y en su capacidad de análisis para anticiparse a los cambios y permitir el desarrollo integral del negocio.

Lo importante para mantenerse con competitividad es ser capaz de reaccionar con agilidad ante los cambios de mercado. Y aquí es donde entra el concepto de triple A en combinación con los software SCM para la gestión de la cadena de suministro.

 
En el momento en que se gestionan potenciales leads o clientes directos, gracias al software ya se tiene una previsión y se estructura el plan de acción. Tenemos que ser ágiles, adaptarnos a la fluctuación y estar alineados. Es la cadena de suministro triple A.

Chema Gómez - Drone Hopper

 
 
Descubre SIN COSTE el mejor Software Industrial para tu empresa
Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

La cadena de suministro triple A

La triple A (agilidad, adaptabilidad y alineación) es una teoría desarrollada en 2004 por Hau L. Lee, profesor de la Universidad de Standford y director del Stanford Global Supply Chain Management Forum.

La teoría de la triple A es el resultado de la investigación de las estrategias en cadena de suministro que desarrollaban las empresas más punteras del momento. Las organizaciones que mostraban mejores ventajas competitivas a pesar de las crisis, eran las que, además de enfocarse en la efectividad aumentando la velocidad de la cadena y reduciendo costes, combinaban otras aptitudes a la hora de mejorar su relación con el cliente y aumentar su margen.

Estas características eran la agilidad, adaptabilidad y alineación; es decir, la cadena de suministro triple A.

  • Agilidad para reaccionar a los cambios que aparecieran y afectaran al sistema productivo de la empresa.
  • Adaptabilidad para ser capaz de moverse de un escenario a otro cuando la economía o el mercado así lo requería.
  • Alineación para que toda la cadena de suministro se mueva sincrónicamente ante estos cambios.
 
Hay que disponer de herramientas que nos permitan ser ágiles, realizar cambios sin afectar a grandes tiradas; estar alineados con el resto de la cadena, poder compartir información con clientes y proveedores; y mostrar adaptabilidad, eliminando despilfarros y acortando los tiempos de reacción.

Victoriano Conde - experto en lean manufacturing

 
 
Tenemos que apoyarnos en los sistemas de información y los datos que conseguimos de los software para ir un paso por delante gracias a la inteligencia de negocio. El futuro es incierto, pero podemos tener una mejor previsión de lo que va a pasar y plantear diferentes escenarios de producción.

Chema Gómez, CFO de Drone Hopper y candidato a doctor en Dirección de Procesos y Operaciones

 

Ventajas de aplicar la cadena de suministro triple A en la industria

  1. Mejora en los porcentajes de los principales indicadores de negocio. Tanto de manera genérica como en concreto ligadas al cliente, a las ventas y a la administración.
  2. Mejora de la productividad. Se reduce el tiempo que transcurre desde que se inicia un proceso de fabricación hasta que finaliza.
  3. Comunicación efectiva entre los empleados y agentes de la cadena, fomento del trabajo colaborativo, aumento de la motivación y la seguridad.
  4. Reducción del tiempo de respuesta a los cambios y modificaciones en la cadena de suministro, generando mayor fidelización al cliente.
  5. Reducción de los costes, se reducen los niveles de inventario, ajustándose mejor a la demanda, y los costes de producción.
  6. Aprovechar las oportunidades del mercado que otros no pueden asumir. Al ser más ágil, adaptable y estar alineado con el resto de la cadena, podemos hacer frente a la variabilidad del mercado y aprovechar oportunidades de negocio, responder a las necesidades del cliente cuando la competencia no es capaz de hacerlo.
 
Estamos hablando de un margen de ahorro de un 30 o un 40 por ciento manteniendo la misma composición, calidad y servicio postventa.

Chema Gómez - Drone Hopper 

La cadena de suministro triple A es fundamental para crecer y aprovechar oportunidades. La empresa de semiconductores que sea capaz de reaccionar con mayor rapidez ganará muchísimo mercado.

Victoriano Conde - experto en lean manufacturing

 
 
Los software nos ayudan a movernos rápido ante un cambio, permiten que la información sea en tiempo real y cruce toda la cadena de suministro. Por eso es necesario contar con soluciones ágiles, que den soporte a los procesos de análisis de datos y señalen tendencias o anomalías para poder reaccionar.

Alfonso Ruano, ingeniero de soluciones en Ekon.

 

Requisitos de un software para facilitar la cadena de suministro triple A

  • Gestión integral de los procesos de negocio. Conectan la planta de producción con otras áreas de la empresa como ventas, finanzas, contabilidad, marketing o recursos humanos, facilitando la cadena de suministro triple A gracias al flujo de información de un departamento a otro y los sistemas de workflow.
  • Registra datos e incluye indicadores y KPIs para poder analizar los procesos de producción, los tiempos y la efectividad, detectar puntos de mejora e identificar tendencias o incidencias para facilitar la toma de decisiones.
  • Integra herramientas colaborativas y comunicativas entre los usuarios y agentes de la cadena de suministro, favorece el trabajo en equipo.
  • Permite planificar y controlar la producción en tiempo real y a distancia. Son accesibles desde cualquier lugar y dispositivo con conexión a internet.
  • Calcula los recursos requeridos según el volumen de los pedidos de los clientes y garantizará la trazabilidad de los productos en todo el proceso.
 
  • Dispone de un sistema de alarmas y notificaciones para realizar un seguimiento del proceso y comprobar que avanza correctamente.
  • Es flexible para adaptarse fácilmente a los cambios de producción y de mejora de los procesos. Permite modificar órdenes de producción o realizar previsiones de pedidos a proveedor. Se adapta a las casuísticas de cada empresa.
  • Integra el internet de las cosas, machine learning o el big data para aumentar la precisión de la información, incorporar la inteligencia de negocio y realizar previsiones fiables de materiales, mano de obra, tiempos, maquinaria, etc.
  • Se adapta a los procesos y necesidades de la empresa. El software se tiene que acoplar al modelo productivo de la organización y facilitar su gestión, ser el apoyo fundamental para acelerar los procesos, para facilitar y habilitar ese cambio rápidamente.
  • Es escalable para crecer con la empresa sin necesidad de cambiar de solución.
 
 
Los actuales sistemas de planificación de la producción ofrecen una buena previsión de futuro. Cuando nos encontramos una situación como la actual, donde la fluctuación se mide en 100, 200, 300 por ciento hacia arriba o hacia abajo, hay que estar preparados para reaccionar a una situación catastrófica. Y para eso es importante tener escenarios previstos, adelantar qué se haría ante las fluctuaciones.

Victoriano Conde, experto en lean manufacturing y profesor en el IE Business School.

 

Vídeo completo del encuentro digital sobre cadena de suministro triple A

Si quieres estar al día en gestión empresarial,
apúntate a nuestra newsletter semanal