6 características del CRM imprescindibles para potenciar tu empresa 

Nuestro comparador GRATUITO para CRM

Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

Funciones más importantes de un CRM 

El software CRM (del inglés Customer Relationship Management) es una pieza esencial para mejorar la relación con los clientes y potenciar al máximo las ventas de una empresa.

Este sistema puede contar con diferentes funcionalidades y características, ya que se adapta tanto a pymes como a grandes compañías, así como a las necesidades de gestión de clientes que pueda tener cada entidad de cara a mejorar su competitividad e imagen de marca. Las ventajas del CRM son muchas para poder establecer unas estrategias comerciales y de marketing enfocadas en fidelizar y atraer nuevo clientes.

Pero ante todas las herramientas que ofrece este tipo de software (segmentación de la cartera de clientes, presentación de presupuestos online, marketing personalizado, detección de tendencias de compra, etc), podemos destacar 6 características del CRM que son fundamentales a la hora de beneficiarte de todas sus ventajas.

 
Es importante tener en cuenta 6 características fundamentales de un CRM a la hora de elegir cuál instalar en nuestra empresa.
 

Las 6 características del CRM que debes tener en cuenta para elegir el mejor software

  1. Crear diferentes tipos de usuario para acceder a los datos del cliente necesarios. Es decir, proporcionar la información adecuada, a las personas correctas, en el momento indicado. Para ser una empresa realmente orientada a satisfacer las necesidades de los clientes, todos los empleados que interactúen con ellos deben tener acceso a la información pertinente que tengamos registrada. Por eso, un software CRM debe ofrecer la posibilidad de crear diferentes tipos de usuario y maneras de interactuar con dichos datos. De este modo, cada uno de los empleados y equipo de fuerza de ventas verá la información relevante para su puesto de trabajo, lo que simplificará sus tareas de forma notable y conseguirá la personalización que necesita en todo momento.
  2. Optimizar la previsión del flujo de caja y procesos de pago. Existen muchos programas que ayudan a los equipos comerciales a cerrar ventas, pero no permiten hacer un seguimiento de los pagos de los clientes. Un buen CRM no se debe centrar únicamente en la gestión de las oportunidades de venta, sino que también debe permitir gestionar el proceso de pago como parte del ciclo de vida del cliente. Mediante conexiones transparentes y la optimización de los flujos de trabajo estos sistemas deben permitir hacer un seguimiento de las fechas previstas para cada pago, así como el estado del pago, ya sea recibido o pendiente. Asimismo este programa debe enviar avisos tanto a los clientes como a los empleados cuando haya pagos pendientes.
  3. Ofrecer una visión completa del cliente. Un CRM es una herramienta que gestiona todas las actividades de una organización de cara a captar clientes. Por tanto, este sistema debe proporcionar información acerca de la evolución de la relación con cada cliente y el estado del proceso de venta, para contribuir a la ejecución con éxito de dicha transacción. Un CRM debe permitir la introducción de datos bajo petición para hacer un seguimiento de las ventas y brindar un análisis completo sobre los gustos y las necesidades de los clientes para obtener una visión global de los mismos.
  4. Alinear las acciones de venta y marketing. El departamento de marketing puede llevar a cabo una gran variedad de acciones comerciales para ayudar al equipo de ventas en la consecución de sus objetivos. Sin embargo, en caso de que los comerciales no tengan claro qué es lo que deben compartir con los leads (en función de qué compran, por qué producto se interesan, etc), se pueden perder muchas posibilidades de venta. Por eso, un CRM debe alinear las actividades de marketing y ventas para distribuir el contenido indicado al departamento comercial y maximizar la fuerza de ventas. 
  5. Seguir el ciclo de compra del cliente. Esta solución debe permitir hacer un seguimiento de la actividad de los leads mediante herramientas de automatización, o detectando la etapa del proceso de compra en la que se encuentra el potencial cliente e impulsarlo a la siguiente fase. De este modo, los comerciales no se sentirán como simples vendedores, sino como alguien que acompaña al cliente en el proceso de compra.
  6. Ser escalable y accesible. Un CRM debe permitir la introducción de datos bajo petición para hacer un seguimiento de las ventas y ser escalable para adaptarse al crecimiento de la compañía e incorporan las nuevas tendencias (CRM omnicanal, Marketing Automation...). Además, que tenga una accesibilidad total gracias a los sistemas CRM en la nube es hoy en día muy importante de cara al equipo comercial, que puede acceder desde un simple móvil al programa y atender al clientes de manera personalizada, sin necesidad de estar en la oficina.
 
6 características del CRM que debes tener en cuenta
 

Y ahora... Encuentra el CRM perfecto para potenciar tu negocio

Ahora ya conoces las 6 características más importantes de un CRM. Sin embargo, si estás buscando una solución para gestionar la relación con tus clientes, debes saber que dar con el software adecuado es un proceso lento y tedioso. Por eso, desde SoftDoit te ofrecemos una comparativa totalmente gratuita e imparcial con la que descubrirás qué programas son los más indicados en base a las necesidades de tu compañía. 

¿Aún no has probado nuestro servicio? Tan solo completa el formulario que encontrarás en esta misma página y llegarás hasta un ranking personalizado según las necesidades de gestión que has marcado. ¡No tardarás ni un minuto!