La preparación de pedidos, también conocida como picking, es una de las operaciones más importantes que se llevan a cabo dentro de un almacén de distribución. Este proceso consiste en la recogida de las unidades o conjuntos de unidades de un determinado producto, para su correspondiente etiquetado y envío al cliente. A la hora de llevar a cabo este tipo de operaciones, se pueden aplicar diferentes métodos. En este artículo mostramos cuáles son las técnicas de picking más empleadas por las empresas, así como sus principales ventajas.

 

Nuestro comparador GRATUITO para SGA

Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

La importancia de la automatización de los procesos de picking

Actualmente las empresas distribuyen miles de productos a clientes de diferentes partes del mundo, por lo que es fundamental gestionar las operaciones logísticas de forma correcta. Dentro de estos procesos, encontramos el picking o la preparación de pedidos. El objetivo de esta operación es garantizar que el suministro de los productos solicitados por los clientes se realiza de forma adecuada y dentro de los plazos de tiempo requeridos. No obstante, en este proceso pueden surgir diferentes problemas, como la preparación de pedidos erróneos, sobre todo si se lleva a cabo de forma manual. Pero estas incidencias se pueden evitar gracias a la automatización de las operaciones de picking. Una de las formas de automatizar el picking es implantar nuevas herramientas como por ejemplo un software de gestión de almacenes (SGA). Estos sistemas ayudan a reducir costes e incrementar la productividad y la agilidad de la compañía.

 

Descubre las técnicas más empleadas en la preparación de pedidos

A continuación exponemos las diferentes técnicas de picking más utilizadas. Los siguientes procedimientos se pueden combinar o adaptar en función de las necesidades de cada empresa:

 
  • Radiofrecuencia: El picking por radiofrecuencia es un sistema que guía a los trabajadores en todas las operaciones a través del uso de la tecnología de radiofrecuencia. En este caso, las órdenes se transmiten en tiempo real a través de terminales de radiofrecuencia. Este método permite tener un mayor control de las ubicaciones, optimizar los recorridos y reducir los errores.
  • Pick to light: El pick to light es un sistema guía de forma visual a los operarios mediante señales luminosas hasta las ubicaciones de los productos del almacén que hay que extraer para cada pedido. Un servidor lanza una serie de órdenes a unos dispositivos que por lo general se encuentran en las estanterías. Estos informan a los trabajadores de las referencias y las cantidades que deben ser retiradas para cada pedido. Las principales ventajas de esta técnica son una mayor rapidez en la preparación, y tener un control del inventario en tiempo real.
  • Put to light: Este método guía a los trabajadores hasta los contenedores donde deben colocar los productos que componen cada pedido. Igual que el pick to light, este sistema guía los operarios mediante señales de luz. De hecho, el put to light y el pick to light suelen ser técnicas complementarias, ya que la primera permite optimizar los recorridos de los operarios y la segunda dividir el conjunto de unidades para cada cliente.
  • Picking hombre a producto: Este método implica la posición estática del producto almacenado, tanto en estanterías como en el suelo. En este caso, el operario es el encargado de desplazarse por los pasillos e identificar la mercancía que debe ser recogida. De este tipo de picking surge la necesidad de guiar a los trabajadores en todas las operaciones a realizar, así como confirmar la ejecución de cada una de ellas.
 
bloque+infografia
 
  • Picking producto a hombre: Se trata de una técnica basada en el posicionamiento dinámico del producto, por lo que la ubicación de las referencias puede ser modificada a través de diferentes mecanismos para que el operario no tenga que desplazarse hasta la mercancía. Por tanto, en este caso el trabajador se mantiene en un lugar fijo para ir recibiendo las unidades de carga de dónde deberá extraer los productos indicados en la cantidad precisa. Una de las ventajas que brinda este sistema es que maximiza la productividad de los operarios, al reducir al máximo sus recorridos.

Cabe destacar que una solución de gestión de almacenes es una pieza vital para organizar la preparación de pedidos de manera mucho más eficiente. Además, es fundamental tener en consideración otras técnicas, como son el visual picking, y el picking por voz. Si quieres averiguar qué sistema SGA es el más indicado para llevar a cabo los procesos de picking en tu negocio, ¡con el comparador de SoftDoit lo descubrirás!

 

Hazte ahora con el software idóneo para gestionar las órdenes de pedido de tu almacén

Gestionar las operaciones de picking puede ser mucho más sencillo gracias al uso de un software de gestión de almacenes que se adapte por completo a tu empresa. ¿Quieres obtener un ranking con los mejores sistemas SGA para aplicar técnicas de picking en tus almacenes? Tan solo completa el cuestionario de la página y recibirás una comparativa con las soluciones más indicadas. ¡Consulta el comparador de SoftDoit ahora, es 100% gratuito y neutral!