El sector construcción se digitaliza: control de obras en remoto y movilidad

Dentro del ámbito empresarial de nuestro país, el sector de la construcción ha sido uno de los que, tradicionalmente, ha ido más lento en su paso hacia la transformación digital y la automatización de sus procesos.

Pero las grandes mejoras que introducen los actuales software para constructoras y la necesidad de adaptarse a los nuevos escenarios empresariales, marcados actualmente por la incertidumbre, la globalización y el trabajo en remoto, han dado un vuelco a esta actividad.

Contar con el adecuado programa de gestión que automatice presupuestos, cálculos de costes, desviaciones, materiales necesarios, control de obra o la comunicación con empleados en movilidad es la gran diferencia para mantenerse en el mercado con unos precios competitivos.

Para hablar de las ventajas que obtienen las constructoras al digitalizarse y las funcionalidades más punteras para el sector, contamos con la colaboración de SIS Grupo, desarrolladores del software SIS ERP Construcción, y con representantes de las empresas constructoras Aragrem, Kingman Constructora, Padecasa y Cotro 2000.

Esta guía sobre la transformación digital del sector de la construcción en nuestro país, junto con un vídeo con las opiniones de los expertos, nos da todas las claves para conocer las mejores aplicaciones tecnológicas y el futuro del sector.

 
Descubre cómo mejorar la rentabilidad de una constructora gracias a las tecnologías diseñadas para el sector, de la mano de especialistas en software y de la gestión de obras como Sergio Sánchez, Sergio Miñarro, Juan José Paricio, José María Sánchez-Castillo, Javier Loma y Antía Lorenzo.
 
Descubre SIN COSTE el mejor Software de construcción para tu empresa
Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

El paso hacia la transformación digital de las empresas constructoras

Centralización de datos de obras en un único sistema, aunque estén repartidas en distintas localizaciones; seguimiento en tiempo real de la evolución de la construcción desde cualquier ubicación, ya sea un ordenador o teléfono móvil; enviar documentación al instante a un empleado a pie de obra o a un cliente. Son muchos los avances que se consiguen al implantar un software ERP para construcción para dar el paso hacia a la digitalización.

La organización global que se consigue de la empresa y el control centralizado en tiempo real de las distintas obras que están en marcha. Esta es la gran diferencia que notan las compañías que han implantado una solución de gestión específica para su actividad; que se han digitalizado.

Estamos ante un sector que necesita un alto control de las obras, ya que los márgenes son cada vez más estrechos y la competitividad más fuerte, lo que implica que no se puede perder ni un céntimo de los presupuestos. Por eso el ERP es una herramienta fundamental.

En cada proyecto se maneja una enorme cantidad de información; sin un programa informático que organice, centralice y ponga a disposición de empleados y responsables todos estos datos en tiempo real se hace inviable actualmente realizar un trabajo eficiente en el ámbito de la construcción.

 
Las obras se hacen primero con la cabeza y luego con las manos. Hay que tener muy organizada tu empresa y el control del día a día de la obra. Eso se consigue con la digitalización. 

Juan José Paricio - Aragrem

 
 
El ERP para construcción, capaz de centralizar datos, documentacion, tramitaciones, materiales o personal de cada trabajo, esté donde esté, es una herramienta fundamental hoy en día.

Principales ventajas de implantar un software para construcción

  1. Estructurar, organizar y normalizar los procesos internos de la empresa al incorporar una herramienta horizontal corporativa, en la que toda la plantilla trabaja con la información compartida.
  2. Control centralizado y en tiempo real de todos los procesos y obras de la empresa, donde hay una entrada única de datos y salida múltiple, con seguimiento y reportes inmediatos. Gracias a los actuales software en la nube, los datos de diversas obras con dispersión geográfica se almacenan y centralizan en un servidor remoto, lo que aporta seguridad y accesibilidad.
  3. Movilidad, permite un seguimiento y control de los proyectos desde cualquier lugar, con acceso inmediato a la información de todas las obras de la empresa desde un único programa.
  4. Mayor productividad, ahorro de costes y tiempos en cada proyecto gracias al análisis de datos y recursos que realiza, con un seguimiento y control de costes con el que se obtiene un mayor conocimiento de la situación real de la empresa en todo momento, evitando, además, el error humano y la duplicidad de procesos o de información.
  5. Facilidad de uso, no complica el trabajo ni la entrada de datos, los procedimientos están encadenados dentro de los distintos módulos del software. Como hemos mencionado, la entrada de datos es única y centralizada, partir de ahí se obtendrán todos los resultados necesarios. 
  6. Integración con sistemas de mensajería y comunicación inmediata, como Telegram o Whatsapp, para compartir información fácilmente entre empleados sin ningún tipo de conocimiento específico, sino desde el teléfono móvil y mediante aplicaciones conoccidas por todos.
 
Principales ventajas de implantar un software para construcción
 
La transformación digital ha sido una necesidad de organización. Ya no es solo porque los márgenes son muy ajustados, sino porque tienes a doscientas personas que controlar en una obra, que puede estar en Madrid o Montpellier, y una cantidad enorme de documentación asociada a cada una. Sin la digitalización, no es posible conseguirlo.

Antía Lorenzo González, gerente de Construcciones Cotro 2000.

 
Con el empuje de las nuevas generaciones y la nueva normalidad provocada por el covid, el sector de la construcción se está digitalizando. Se ha visto que es necesario poder controlar la actividad de la obra y todo el proceso constructivo desde cualquier sitio, estés donde estés. 

Sergio Miñarro Fernández, director comercial de SIS Grupo.

 

Movilidad, la gran funcionalidad que necesitaba el sector

De todas las ventajas que supone para una empresa constructora el dar el salto a la transformación digital, la movilidad quizás sea una de las más relevantes.

La nube y los dispositivos móviles permiten gestionar las obras desde cualquier lugar, acceder a datos en tiempo real de un proyecto que puede estar a miles de kilómetros, que el encargado de obra añada un reporte a la documentación y que éste se comparta inmediatamente con el resto del equipo, que un empleado pueda fichar su jornada desde el móvil, firmar la entrega de un albarán a pie de obra y que pase a estar indexado y descargable.

Gracias a estos reportes en tiempo real y en movilidad, el control de la obra es mucho más eficiente. Puedes saber qué máquinas están en ejecución, en qué fase se encuentra la obra, los recursos gastados y previstos, el equipo de técnicos que está en el terreno… Y todo desde sin importar la ubicación.

Se obtiene una mejor y más rápida toma de decisiones sobre el proceso, lo que se transforma en una respuesta operativa mucho más rentable, también ante incidencias, vigilando en todo momento los márgenes de beneficio gracias a los datos actualizados que fluyen en el sistema.

 
Lo que más nos interesa es seguir las obras, que es donde está el dinero, y cuanto más unificada y centralizada esté esa información, más fácil es controlarlo. 

Antía Lorenzo - Cotro 2000


Dentro de este flujo de información colaborativa se puede involucrar también a proveedores o clientes, no solo técnicos y responsables, y compartir con ellos el estado de la evolución de la obra, facturas, pedidos, etc.

La gestión de los recursos humanos se simplifica enormemente para la empresa. Los empleados de una obra, sin importar donde esté la sede de la constructora, pueden acceder al programa mediante una conexión a internet y no solo gestionar el control horario, sino firmar su nómina, solicitar vacaciones, descargarse un plano de obra, consultar documentación de la subcontrata, compartir datos por Telegram, etc.

 
 
Un ERP me permite poder estar en España y controlar todas las obras geográficamente dispersas que tenemos en Mozambique. El valor añadido es espectacular. Puedes establecer presupuestos en un país y darles seguimiento gracias a los datos que introducen desde el lugar del proyecto. Todo está centralizado en un servidor en la nube.

José María Sánchez-Castillo, administrador de Kingman Constructora.

 
La digitalización mediante la implantación de un ERP mejora la experiencia del cliente, aumenta la productividad, el volumen de negocio y el nivel de satisfacción y eficiencia de los trabajadores. Permite la adaptación a los cambios que el mercado exige ahora mismo, poder trabajar desde cualquier punto con la información compartida y organizada.

Sergio Sánchez Teruel, socio fundador y CEO de SIS Grupo.

 

Tecnología puntera para el avance de la construcción

Además de las grandes ventajas de movilidad, centralización y cloud computing que ya hemos visto, las tecnologías más punteras se están introduciendo en los actuales software para construcción para seguir ofreciendo nuevas aplicaciones y facilidades. El ERP es la base principal de la digitalización, pero no debe ser un elemento aislado, sino relacionado con nuevas aplicaciones.

Desde hace tiempo ya se están implantado herramientas Business Intelligence (BI) que permiten un análisis mucho más visual y gráfico de los datos e indicadores de negocio y comprobar si se están consiguiendo los objetivos marcados.

Otras aplicaciones que se están incorporando son las herramientas colaborativas y de comunicación:

  • La ya mencionada mensajería instantánea y chats para compartir datos o hacer una videollamada desde el móvil, democratizando de esta forma la tecnología.
  • La firma digital para agilizar procesos sin importar donde esté la oficina central.
  • El intercambio de archivos y documentación normalizada con la administración pública o la banca.
 
Una ventaja increíble son los sistemas de realidad virtual para ver a través de la pantalla del teléfono cómo quedaría una rehabilitación en un edificio ya construido.

Juan José Paricio - Aragrem

 
También se comienza a integrar sistemas de realidad virtual para, en construcciones ya finalizadas, ver sobre ese espacio físico simulaciones de cómo quedaría una rehabilitación.

Además, los ERP se están integrando ya con metodologías de trabajo esenciales para el sector de la construcción, como:

  • Metodología Kanban para organizar los proyectos, su ejecución y monitorizarlos.
  • Metodología BIM para crear modelos virtuales de cada proyecto y mejorar la coordinación de equipos de trabajo y recursos de implicados, enfocada en la preconstrucción digital de la obra para analizarla antes de su ejecución y necesidades.
 
 
A día de hoy, cualquier obra, por pequeña que sea, genera montones de documentación. Todos los procesos los tenemos que tener estructurados, normalizados y, en la medida de lo posible, automatizados. Esa es la mayor ventaja que nos aporta el implantar un software para construcción.

Juan José Paricio, administrador gerente de Aragrem.

 
Un software para constructoras nos permite desarrollar sistemas digitales y tener un mayor control de todos los procesos, poder gestionar de forma mucho más eficiente los recursos, trabajar con un gran volumen de datos procedentes de diferentes obras y analizarlos para obtener una visión global de la empresa y ver hacia dónde puedo avanzar

Javier Loma, director de Tecnología y Desarrollo en Padecasa.

 

El futuro de la construcción: mayor sostenibilidad e industrialización

Desde los centros tecnológicos y desarrolladores de soluciones de gestión, una de las grandes líneas de investigación es ir trabajando para que el sector de la construcción sea cada vez más limpio y ecológico. Para ello se tiende a la industrialización de la actividad.

Junto con la metodología BIM y la preconstrucción digital de la obra, el futuro de la construcción está en incorporar una mayor industrialización de sus procesos, va a haber estructuras que lleguen a la obra ya construidas, preparadas para simplemente tener que ensamblarse en el terreno.

Este cambio en el enfoque de trabajo a pie de obra mejoraría los tiempos de fabricación y de construcción, ayudando, además, a generar menos residuos y a que el producto tenga una mayor calidad.

Otro de los retos del sector será la falta de mano de obra especializada, que se verá muy reducida debido a que muchos de los materiales vendrán prefabricados y montados de manera industrial. De esta forma, no será necesario contar con tantos especialistas en el terreno, lo que habrá que equilibrarse con un mayor control de lo que sucede a pie de obra.

Los procesos constructivos, hasta ahora tradicionales, tendrán que ir adaptándose a las nuevas necesidades de la sociedad, de sus estructuras y soportes. La ejecución será la misma, pero la perspectiva cambiará, y ahí es donde la tecnología, la preconstrucción y la realidad virtual servirán de apoyo a nuevas propuestas.

 
En el ámbito de la sostenibilidad hay que tener en cuenta la tecnología, pero también el utilizar materiales naturales de cercanía, de la misma zona geográfica donde está la obra para evitar contaminación de su transporte.

José María Sánchez-Castillo - Kingman Constructora

 
 
Si quieres estar al día en gestión empresarial,
apúntate a nuestra newsletter semanal