Cómo realizar un buen análisis de rentabilidad de un proyecto

Soluciones destacadas en Gestión de Proyectos:
 
  • Exact Software

Nuestro comparador GRATUITO para Gestión de Proyectos

Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

Primer paso: registro y seguimiento de datos

Realizar el análisis de rentabilidad de un proyecto de forma precisa es un aspecto fundamental en la gestión de las empresas, sobre todo las que centran su actividad en este tipo de trabajos, como son las constructoras, estudios de arquitectura, ingeniería o el sector de servicios profesionales.

El primer paso para poder realizar un buen análisis de rentabilidad de proyectos, es registrar los datos planificados para su correcta ejecución: inversión en materiales, personal de cada tarea, costes , horas invertidas, etc. 

Pero además de registrar estos datos iniciales, tenemos que ser capaces de seguir su evolución a lo largo del desarrollo del proyecto, para detectar variaciones, desviaciones del presupuesto y cambios no planeados.

La finalidad de estos datos es determinar la viabilidad de un proyecto en función de su impacto y acogida por parte del cliente, de su calidad, pero también de los riesgos asumidos y del margen de beneficios conseguido.

Sin duda alguna, para poder realizar de manera eficaz este registro y monitorización necesitamos un software de gestión de proyectos que:

  • Facilite la planificación del proyecto.
  • Optimice la asignación de recursos.
  • Automatice el seguimiento de su ejecución en cuanto a variaciones de costes, materiales y horas invertidas. 
  • Genere informes y gráficas de negocio de manera automática.
 
Un programa de gestión de proyectos nos facilitará los datos e informes necesarios para poder realizar un análisis de rentabilidad y calcular el retorno de la inversión.
 
 

Principales criterios para analizar la viabilidad de un proyecto

Para llevar a cabo un análisis de la rentabilidad de un proyecto es imprescindible tener en cuenta una serie de factores:

  • Cálculo de la inversión necesaria: Es importante definir las contribuciones tanto internas (activos propios) como externas (créditos, subvenciones, aportaciones, etc.) para la ejecución del proyecto.
  • Definición del capital de trabajo: También es necesario concretar el stock de materiales y recursos necesarios, así como planificar los pagos a proveedores.
  • Previsión de resultados: Otro aspecto relevante es llevar a cabo un pronóstico de los futuros resultados del proyecto, así como de los principales costes para la consecución de los objetivos marcados.
 
Los datos recogidos a lo largo de la ejecución del proyecto nos sirven para determinar su viabilidad y el retorno de la inversión conseguida. Esto determinará la rentabilidad del proyecto.
 

El ROI: principal indicador de la rentabilidad de un proyecto

La rentabilidad de un proyecto depende de diversos factores tanto de carácter económico como corporativo. 

Dentro de lo indicadores para la gestión de proyectos, el cálculo del retorno de la inversión (ROI) es uno de los más importantes y más utilidad para analizar la viabilidad de un proyecto empresarial.

Su análisis permite calcular los costes materiales y de producción, así como los beneficios estimados derivados de cada una de las fases del proyecto.  

 

Además de reflejar los costes y los beneficiarios derivados del desarrollo y la ejecución de un proyecto, el ROI permite hacer lo siguiente:

  • Evita pérdidas a la hora de realizar un proyecto.
  • Simplificar el proceso de planificación.
  • Ayudar a optimizar la gestión de los recursos disponibles.


El cálculo del ROI proporciona información necesaria para facilitar la toma de decisiones y es determinante en el análisis de rentabilidad de un proyecto.

 
 

¿Cómo calcular el retorno de la inversión de un proyecto?

Para realizar un cálculo del retorno de la inversión de un proyecto empresarial hay que considerar la reducción de los costes y el aumento de los beneficios. 

Vamos a ver los pasos a seguir para calcular el ROI de un proyecto:

  1. Establecer el volumen de trabajo necesario para ejecutar el proyecto: Es importante definir la cantidad de trabajo para desarrollar y completar el proyecto. Para ello, lo ideal es dividirlo en tareas y sus fases correspondientes.
  2. Hacer una estimación del coste total de las tareas: También es indispensable calcular los costes derivados de las actividades a realizar para ejecutar el proyecto:
      - Costes de recursos materiales.
      - Los salarios laborales de los empleados, contratistas, consultores, etc.
      - El coste de los nuevos equipos a adquirir o de su alquiler.
      - El coste de oportunidad, para optimizar al máximo el aprovechamiento de los recursos internos disponibles.
  3. Calcular el importe de las devoluciones: En ocasiones, los proyectos no aportan nuevos beneficios, por lo que es importante analizar los cambios de los flujos de trabajo de la empresa y dividir los ingresos variables entre los costes del proyecto.
  4. Calcular los ingresos de los proyectos: En este caso es importante determinar el público objetivo, plantear posibles escenarios de venta y, finalmente, dividir los ingresos entre los costes del proyecto.
 
analisis de rentabilidad de un proyecto
 

Herramientas que facilitan el cálculo del ROI y el análisis de rentabilidad de un proyecto

Ya hemos visto como uno de los principales pasado a seguir para calcular el ROI y realizar un buen análisis de rentabilidad de un proyecto es definir las tareas a realizar para conseguir con éxito su ejecución, y los costes de los recursos que necesitamos para su ejecución, tanto materiales como de recursos humanos (y las horas invertidas). ¿Qué herramientas nos facilitan esta gestión?

  1. Por un lado, al principio ya hemos visto las claras ventajas de contar con un sistema de gestión de proyectos, sobre todo para los sectores empresariales centrados en este tipo de trabajos.
  2. Pero también existen otro tipo de programas destinados a todo tipo de empresas, autómonos y micropymes, como son los gestores de tareas. Se tratan de soluciones muy prácticas y de sencillo uso, que permiten definir proyectos, dividirlos en tareas y subtareas, asignar responsables y contabilizar las horas que se necesitan hasta su finalización. Están más enfocados a la productividad de los empleados durante la ejecución de proyectos.
 

Encuentra el software de gestión de proyectos ideal para tu empresa

Con una herramienta para gestionar proyectos serás capaz de realizar un análisis de la rentabilidad de tus proyectos con la máxima precisión. Sin embargo, no cualquier programa se adaptará por igual a las necesidades concretas de tu negocio. Si quieres averiguar de manera rápida y sencilla cuál es el software de gestión de proyectos que mejor encaja con tu empresa, tienes el comparador gratuito de SoftDoit

Su funcionamiento es muy sencillo: completa el cuestionario que verás justo encima de esta página para que sepamos qué prestaciones necesitas y obtendrás un ranking completamente personalizado con las mejores alternativas de gestión. ¡No tardarás ni un minuto!