Incrementa la productividad de tu planta con almacenes automáticos verticales

El uso de los almacenes verticales ha supuesto un gran cambio en el trabajo de los operarios de almacén. Gracias a su instalación en muchas empresas de producción, el trabajador no tiene que desplazarse, sino tan sólo escoger las unidades de cada caja o contenedor que le son servidas por un sistema automático en su posición de trabajo.
¿Te gustaría conocer más sobre el funcionamiento de los almacenes verticales y cómo estos pueden aumentar la productividad de tu empresa? Te animamos a continuar leyendo.

 

Nuestro comparador GRATUITO para SGA

Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

¿Qué son los almacenes automáticos verticales y cómo funcionan?

Los almacenes verticales son sistemas de almacenaje automáticos que requieren poco espacio y donde las mercancías y los artículos de todo tipo se almacenan sobre bandejas. La principal propiedad de los sistemas de almacenamiento vertical es el aprovechamiento máximo de la altura disponible con la menor superficie utilizada.

Un almacén automático vertical está compuesto por una estructura cerrada, similar a un gran armario, con ubicaciones interiores en la parte frontal y trasera en las que se alojan bandejas especiales que albergan la mercancía.

Entre las dos columnas de ubicaciones se desplaza una lanzadera con movimiento vertical. En teoría, el sistema puede tener hasta 15 m de altura y por el momento existen dos modelos de bandeja, uno de 600 mm y otro de 800 mm de profundidad, que pueden tener un largo de entre 2.000 y 4.200 mm (aproximadamente).

Cada bandeja puede contener desde una única referencia a más de cien, según el tamaño y la configuración que se utilice.

Cuando un operario selecciona en una pantalla que se encuentra fuera de la estructura, la referencia que requiere, la lanzadera se activa y se desplaza en vertical hasta el nivel en el que se halla el producto, extrae la bandeja, y se mueve de nuevo verticalmente hasta una abertura de la estructura habilitada al nivel del puesto de picking. Llegados a este punto, el operario ya puede extraer las unidades que necesite de la bandeja correspondiente y finalizar su tarea.

 

Beneficios del uso de almacenes verticales

 

El almacenamiento vertical ha supuesto una gran innovación en los almacenes para todos los trabajadores que realizan sus tareas diarias en los procesos de preparación de productos o producción. En comparación con el almacenamiento convencional en estanterías, los almacenes rotativos verticales presentan numerosas ventajas:

  • El aprovechamiento de toda la altura del espacio gracias al principio de "mercancía a operario".
  • Mayor seguridad para los operarios.
  • Incrementa la productividad y permite una posición de trabajo ergonómica.
  • Tiempos de ciclo más cortos y accesos más rápidos a los productos.
  • Mejor ratio precio / capacidad de almacenaje.
  • Optimización del flujo de materiales.
  • Optimizar el proceso de preparación de pedidos.
  • Una gestión del almacén más sencilla mediante el apropiado software de gestión de almacenes (SGA) apropiado.
 
bloque+infografia
 

Cuál es la mejor forma de controlar los almacenes verticales

Si bien los almacenes verticales son una solución normalmente autónoma, que con su control integrado permite llamar a una referencia y la torre extrae la bandeja en la que está depositada, este control, que es perfectamente válido en casos especiales como almacenes de auxiliares de utillaje en planta, es control ineficaz en los casos de almacenes normales, ya que además de ser ineficiente en términos organizativos (ausencia de procedimientos avanzados de picking) no integra el material recogido en la cadena global de servicio y expedición de pedidos, ni optimiza la productividad en la estiba de materiales. Todos estos motivos aconsejan siempre, en el caso de uso de almacenes verticales en almacenes de servicio de pedidos o de materia prima, el control directo e integrado por parte de un sistema de gestión de almacenes avanzado (SGA), con la finalidad de complementar el resto de los ciclos de recepción de materiales y servicio de los mismos con terminales de radiofrecuencia.

 

Encuentra el SGA perfecto para controlar tus almacenes automáticos verticales

La mejor forma de gestionar tus almacenes verticales a la perfección, es utilizando un SGA integrado en el sistema. ¿Necesitas conseguir el mejor software para la gestión de almacenes? Completa el formulario que encuentras en la parte superior y en pocos minutos podremos enviarte una comparativa personalizada con aquellos sistemas que más se ajustan a las necesidades de tu empresa. ¿Y sabes lo mejor? Nuestro servicio es gratuito, neutral y personalizado. Más de 35.000 empresas han dejado que les facilitemos el duro trabajo de búsqueda de software. ¡Únete a ellos!