¿No sabes si tu software de gestión está anticuado y ya no sirve para tu empresa? Te damos tres claves para averiguarlo

Nuestro comparador GRATUITO para ERP

Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

Un software de gestión funcional, la clave para mantenerse al día

La implantación de un software de gestión se realiza siempre pensando en los beneficios empresariales que facilita, ya sean pymes o una compañía de gran volumen, y en conseguir aumentar el rendimiento y la productividad. 

Pero, aunque no lo parezca, muchas empresas utilizan programas informáticos para su gestión con versiones antiguas y desfasadas, que no permiten incluir nuevas herramientas tecnológicas y se quedan cortas en sus funciones frente a lo que vemos que se consigue en general en nuestro sector. En una era de transformación digital y competitividad global, hay que abrir bien los ojos y darse cuenta de estos graves síntomas.

Como ya se ha hecho una inversión económica para instalarlo, a veces cuesta decidir que, lamentablemente, esa solución ERP en la que confiamos hace años ya no cumple con sus funciones y lleva tiempo desactualizada. Lo queramos o no, es el momento de cambiar de programa y obtener un nuevo software de gestión que responda adecuadamente a tus objetivos actuales y a los que queremos alcanzar en un futuro.

Los beneficios de la renovación tecnología son enormes para una empresa si tenemos en cuenta el atraso competitivo que supone no estar al día de las tendencias informáticas. Si queremos avanzar, nuestro software de gestión también debe hacerlo.

 
Los costes de productividad y competitividad que genera un software de gestión ineficiente son, a medio plazo, mayores que los que supone invertir en una nueva solución.
 
 
Portales de directivos y de empleados con control desde dispositivos móviles, canales y sistemas interconectados, acceso 24/7 en tiempo real a través de la web, servicios de valor añadido… son funciones habituales hoy en día, pero que en un software de gestión antiguo es imposible integrar.
 

¿Qué problemas tiene para la empresa el utilizar un software de gestión anticuado?

Dejar en manos de un sistema que ya no opera correctamente ni cumple sus funciones de automatización y optimización de recursos prevista, no hará otra cosa que aumentar nuestra diferencia con la competencia del sector, y para peor. Tu estrategia comercial se verá afectada.

En general, los principales problemas que nos puede causar el no renovar a tiempo nuestro software de gestión son:

  • Seguridad vulnerable. Al dejar de tener actualizaciones, un software se vuelve altamente vulnerable ante ataques cibernéticos a través de Internet y ante diversos virus que, por ejemplo, puede tener un simple pendrive. No olvidemos que el principal riesgo de sufrir un ciberataque es, precisamente, la desactualización de los programas. 
  • Datos confidenciales expuestos. Como consecuencia de la falta de seguridad de nuestro sistema, la protección no ya solo nuestros datos confidenciales, sino también la de los clientes y proveedores, puede ser ineficiente.
  • Incompatibilidad informática. Al usar software anticuados, muchas veces estos no son compatibles con otras soluciones o sistemas informáticos al no disponer ya de las actualizaciones oportunas.
 
El riesgo que supone mantener operativos software de gestión que ya no cumplen correctamente con sus funciones es siempre mayor que el invertir en un nueva solución.
  
  • Poca rentabilidad. Si ya apenas se trabaja con un determina software de gestión, será cada vez más caro realizar su mantenimiento, careciendo de las facilidades que tienen actualmente opciones como los programas ERP instalados en la nube, que apenas requieren inversión y se actualizan automáticamente.
  • Baja cualificación y competitividad. Si no nos subimos al carro de las nuevas tecnologías a tiempo, nuestro capital humano también se estancará y no aplicaremos a nuestra productividad el conocimiento digital que otras empresas ya emplean para optimizar su producción y minimizar costes. Nuestros proyectos dejarán de ser punteros y competitivos.
 
 
Un software de gestión lento e ineficaz ante nuestra necesidad empresarial es un ERP obsoleto que ya no permitirá añadir innovaciones tecnológicas y pondrá en riesgo la seguridad y el mantenimiento del sistema.
 

Tres síntomas que te harán saber que tu software de gestión ya no sirve para tu negocio

Gracias a un ERP puedes gestionar de forma global la actividad de la empresa, optimizar recursos y obtener informes adecuados en cualquier momento, y de forma rápida, para tomar mejores decisiones estratégicas. Pero.. ¿seguro que el que tienes instalado cumple estas funciones? Veamos tres claros síntomas de que esa solución ya no sirve a tu negocio.

  1. Falta de agilidad en los procesos. Cada vez es más lento para realizar determinados procesos, lo que afecta a la productividad general de la empresa y a la eficiencia en particular de los empleados. Además, la toma de decisiones no habrá mejorado.
  2. Incapacidad para afrontar nuevas necesidades. Las empresas crecen y evolucionan, por lo tanto, también lo hacen sus características funcionales y los objetivos a alcanzar. Si el programa que tienes instalado no es capaz de abordar esos nuevos escenarios de actuación, cada vez más volcados hacia la interconectividad, la venta online y los servicios añadidos, mantener ese software solo perjudicará tu rentabilidad. 
  3. Dejan de realizarse nuevas versiones del programa. La obsolescencia de un software llegará hasta el punto que ya dejen de presentarse nuevas versiones o actualizaciones. Quedará obsoleto.
 
Tres claves para saber si tu software de gestión se ha quedado obsoleto
 

Si has identificado estos síntomas, es hora de cambiar de software

Si hace años que no cambiamos de solución de gestión, es posible que nos veamos desbordados ante la gran oferta de ejemplos y tipos de sistemas ERP que existen en el mercado, cada vez más avanzados y con mayores prestaciones.

Llegados este punto, lo mejor es dejarse asesorar por un profesional del software para empresas, como SoftDoit, que tengan en cuenta las características propias de cada negocio a la hora de aconsejar la mejor solución y hagan un cuadro comparativo. Evitarás un gasto innecesario de tiempo y dinero al acertar a la primera con tu nuevo software de gestión.

SoftDoit logra un 90% de efectividad a la hora de recomendar a cada negocio su software de gestión ideal, porcentaje que avala la calidad de unos servicios que, además, son neutrales y gratuitos. Tan sólo rellena el formulario que encontrarás en esta página (tardarás menos de 2 minutos) y verás un listado personalizado con las mejores opciones para ti. ¡Así de fácil!