8 motivos por lo que tu ERP se ha convertido en un software obsoleto

Soluciones destacadas en ERP:
 
  • Efficens
  • SAGE

Nuestro comparador GRATUITO para ERP

Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

Un software de gestión funcional, la clave para mantenerse al día

La implantación de un software de gestión se realiza siempre pensando en los beneficios empresariales que facilita, ya sean ERP para pymes o una compañía de gran volumen, y en conseguir aumentar el rendimiento y la productividad.

¿Por qué mi software está obsoleto? ¿Cómo sé cuándo es el momento para cambiarlo?
Estas y otras muchas preguntas son las que te puedes estar haciendo como gerente de una empresa cuando te enfrentas a decidir la actualización o el cambio de una solución empresarial.

Pero, aunque no lo parezca, muchas empresas utilizan programas informáticos para su gestión con versiones antiguas y desfasadas, que no permiten incluir nuevas herramientas tecnológicas y se quedan cortas en sus funciones frente a lo que vemos que se consigue en general en nuestro sector. En una era de transformación digital y competitividad global, hay que abrir bien los ojos y darse cuenta de estos graves síntomas.

Como ya se ha hecho una inversión económica para instalarlo, a veces cuesta decidir que, lamentablemente, esa solución ERP en la que confiamos hace años ya no cumple con sus funciones y lleva tiempo desactualizada. Lo queramos o no, es el momento de cambiar de programa y obtener un nuevo software de gestión que responda adecuadamente a tus objetivos actuales y a los que queremos alcanzar en un futuro.

Los beneficios de la renovación tecnología son enormes para una empresa si tenemos en cuenta el atraso competitivo que supone no estar al día de las tendencias informáticas. Si queremos avanzar, nuestro software de gestión también debe hacerlo.

 
Los costes de productividad y competitividad que genera un software obsoleto son mayores que los que supone invertir en una nueva solución.

 

Usar un software obsoleto al que no es posible acceder de forma online o no integra soluciones que ahora necesitas, no es efectivo.
 
 
Un software de gestión lento e ineficaz ante nuestra necesidad empresarial es un software obsoleto, que ya no permitirá añadir innovaciones tecnológicas y pondrá en riesgo la seguridad y el mantenimiento del sistema.
 

¿Qué problemas supone para una empresa el utilizar un software obsoleto?

Son muchos los riesgos y las vulnerabilidades que a los que se enfrenta tu negocio con un software obsoleto y de gestión ineficiente. Dejar en manos de un sistema que ya no opera correctamente ni cumple sus funciones de automatización y optimización de recursos prevista, no hará otra cosa que aumentar nuestra diferencia con la competencia del sector, y para peor. Tu estrategia comercial se verá afectada.

Los principales problemas que nos puede causar el no renovar a tiempo un software obsoleto son:

  • Seguridad vulnerable. Al dejar de tener actualizaciones, un software se vuelve altamente vulnerable ante ataques cibernéticos a través de Internet y ante diversos virus que, por ejemplo, puede tener un simple pendrive. No olvidemos que el principal riesgo de sufrir un ciberataque es, precisamente, la desactualización de los programas.
 
  • Datos confidenciales expuestos. Como consecuencia de la falta de seguridad de nuestro sistema, la protección no ya solo nuestros datos confidenciales, sino también la de los clientes y proveedores, puede ser ineficiente.
  • Poca rentabilidad. Si ya apenas se trabaja con un determina software de gestión, será cada vez más caro realizar su mantenimiento, careciendo de las facilidades que tienen actualmente opciones como los programas ERP instalados en la nube, que apenas requieren inversión y se actualizan automáticamente.
  • Baja cualificación y competitividad. Si no nos subimos al carro de las nuevas tecnologías a tiempo, nuestro capital humano también se estancará y no aplicaremos a nuestra productividad el conocimiento digital que otras empresas ya emplean para optimizar su producción y minimizar costes. Nuestros proyectos dejarán de ser punteros y competitivos.
 
 

8 motivos por los que descubrir que tu software de gestión se ha quedado obsoleto

  1. Tu ERP actual te retrasa y no agiliza tus procesos. Cuando se producen muchas paradas debido a errores y comprobaciones que deben hacerse porque el software que utilizas no está a la altura de las circunstancias, tienes ante tus ojos un claro signo de que continuar con el mismo ERP te perjudica. La falta de agilidad en los procesos afecta a la productividad general de la empresa y a la eficiencia en particular de los empleados. Además, la toma de decisiones no habrá mejorado.
  2. Incapacidad para afrontar nuevas necesidades ni desarrollar nuevas ideas. Las empresas crecen y evolucionan, por lo tanto, también lo hacen sus características funcionales y los objetivos a alcanzar. Si el programa que tienes instalado no es capaz de abordar esos nuevos escenarios de actuación ni nuevas ideas, mantener ese software obsoleto solo perjudicará tu rentabilidad.
  3. Has empezado a comprar y vender online. Y por lo tanto, tu empresa ha dado un giro operacional importante y la forma en que planificas tus recursos hoy no se parece a la que llevabas hace unos años. Es por eso que tu software habrá quedado obsoleto, y es el momento de empezar a pensar en un ERP que puedas combinar con tu tienda en línea y te ayude a planificar tus recursos desde una perspectiva mucho más eficaz.
  4. Crea otros obstáculos técnicos. Y esto engloba las limitaciones de transacción o incluso datos desconectados que requieren volver a introducirlos.
  5. No se ajusta a la normativa en vigor. Y por ejemplo, no sigue las actualizaciones de la Agencia Tributaria o de los modelos bancarios actuales.
  6. No permite mover datos con agilidad a otras herramientas e interactuar con ellas respetando la lógica de los procesos de negocio.
  7. La toma de decisiones no está respaldada por herramientas que proporcionan a los empleados una clara visión de las operaciones de negocio, que ayuden a transformar los datos en conocimiento.
  8. Los niveles de seguridad no son suficientes. Esta podría ser una de las razones más alarmantes. Existen al menos dos criterios de seguridad que debemos tomar en cuenta para que nuestro ERP sea considerado seguro:
  • Debe brindar protección ante los intentos de accesos de terceros no autorizados.
  • Debe brindar protección en cuanto a auditoría y control de los usuarios.
 
software obsoleto
 
Accesos web y desde dispositivos móviles, canales y sistemas interconectados, servicios de valor añadido… son funciones habituales hoy en día pero que en un software obsoleto es imposible integrar.
 

La elección de un ERP para evitar que sea un software obsoleto

Una vez que has detectado tu software obsoleto, necesitarás encontrar otro que realmente cumpla con sus funciones. Antes de reemplazar tu programa de gestión es importante valorar el impacto que tendrá y cómo afrontar el cambio teniendo en cuenta los objetivos de la empresa y las fases y plazos que supone su implantación. Pero ¿en qué otras cosas debes fijarte para que tu nuevo software no vuelva a quedarse anticuado en poco tiempo?:

  • Busca el mejor ERP que solucione los problemas de tu empresa, no solo te dejes llevar por el precio u otras características que, a pesar de que en un primer momento pueden parecer relevantes, a la larga te darás cuenta de que no necesitas el programa ERP más barato ni el más recomendado sino el que mejor se adapte a tus objetivos y características.
  • La implantación del nuevo sistema requerirá compromiso por parte de toda la empresa. Si no existe implicación por parte de los trabajadores, la implementación del nuevo ERP puede convertirse en un problema más que en una solución.
  • Ejecuta una consultoría interna y externa. Valora qué necesita tu empresa ahora y que puede necesitar en un futuro, tus procesos y necesidades a cubrir, etc. Pero no te limites a un análisis interno, realiza también una consultoría externa para ponerte al día de cuáles son las herramientas que necesitarás para lograr tus objetivos.
 

Utiliza nuestro comparador gratuito de software y acierta a la primera con tu nueva elección

Si hace años que no cambias de solución de gestión, es posible que te veas desbordado ante la gran oferta de ejemplos y tipos de sistemas de gestión ERP que existen en el mercado, cada vez más avanzados y con mayores prestaciones. Lo mejor es dejarse asesorar por un profesional del software para empresas, como SoftDoit, que tengan en cuenta las características propias de cada negocio a la hora de aconsejar la mejor solución y hagan un cuadro comparativo. Evitarás un gasto innecesario de tiempo y dinero al acertar a la primera con tu nuevo software de gestión.

Utiliza nuestro comparador de software gratuito de software y asegúrate de que tu nueva solución cumple, a la primera, con los requisitos que necesitas. Completa el formulario de nuestra web y obtendrás un ranking personalizado con las mejores soluciones según las necesidades de tu empresa. 

Nuestro servicio es 100% gratuito, neutral y individualizado. Pruébalo, realiza una demo con el proveedor que más te interese y decide sin ningún compromiso si lo que te ofrecemos es lo que necesitas. ¡Así de fácil!