La gestión de riesgos, dentro de la gestión de proyectos, es una de las responsabilidades más importantes de cualquier Project Manager y le acompaña desde los inicios del proyecto, hasta su entrega. Ya en la fase de iniciación del proyecto se tiene una primera toma de contacto con el riesgo, donde es el momento de su identificación. De su estudio e identificación dependerá el análisis de viabilidad del proyecto profesional que vayas a realizar. A medida que avanzan cada una de las etapas la interacción con el riesgo evoluciona aunque podría decirse que, en lo se refiere a la gestión del riesgos, existen 5 momentos clave de actuación para que resulte efectivo

 

Nuestro comparador GRATUITO para Software de gestión de proyectos

Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

"Identifica, gestiona y evalúa los posibles riesgos que pueda tener tu proyecto y toma las medidas correspondientes."

 

Gestión de riesgos en proyectos en 5 pasos

 

Estos son los momentos más cruciales y efectivos para llevar a cabo la gestión de riesgos en tus proyectos:

1. Identificación de riesgos:
En la fase de inicio del proyecto se necesita detectar los posibles riesgos que pueden afectar a su ejecución. Para ello existen diferentes técnicas que se pueden emplear para llevar a cabo esta tarea, como por ejemplo “brainstormings” o reuniones de equipo, aunque lo más importante es que la identificación de riesgos no sea una cuestión que sólo concierna al director o manager del proyecto: es cosa de todos. Es recomendable que algunos representantes de los distintos grupos de interés participen, aportando su perspectiva y enriqueciendo las conclusiones que se extraigan con su experiencia profesional en anteriores proyectos. La identificación de riesgos ha de contemplar todos los tipos de riesgos que pueden afectar a la programación, ya se trate de riesgos laborales, financieros, relacionados con los recursos o con efectos sobre la calidad de los entregables.

2. Creación del registro de riesgos:
Una vez identificados, la gestión de riesgos en proyectos aumenta su eficacia si se cuenta con un documento que permita realizar consultas y contemplar su evolución. A esto se le llama el registro de riesgos. Esta herramienta se utiliza para controlar y realizar un seguimiento de los riesgos, permitiendo compartir su contenido con las partes interesadas. El documento debe estar en continua actualización, completándose cada vez que se detecte un nuevo contratiempo que no había sido identificado antes. El registro de riesgos debe evolucionar con el tiempo, haciendo desaparecer unos cuando se logren eliminar y añadiendo otros cuando se perciban a medida que el proyecto avanza.

 
gestion de riesgos en proyectos
 

3. Evaluación de riesgos:
Cuando el registro quede finalizado, es necesario proceder a su evaluación. Una de las formas más efectivas es asignando a cada riesgo una puntuación a dos niveles distintos, probabilidad, índice de posibilidad de que ocurra y severidad, la gravedad de sus consecuencias. Al asignar un valor a cada una de estas variables se obtendrá una puntuación alta, media o baja. A la vista de los resultados, el establecimiento de prioridades y la gestión del riesgo se simplifican, debiendo focalizar los esfuerzos principalmente en los riesgos de alta o alta-media probabilidad de severidad.

4. Medidas correctoras y plan de contingencias:
Siempre es mejor reaccionar a tiempo y, para ello, hace falta tener preparada una respuesta. Una vez se hayan identificado y evaluado los riesgos, cuando se tiene una buena comprensión sobre sus causas de aparición y la severidad de sus consecuencias, se pueden diseñar las acciones correctivas a aplicar. Para que la gestión del riesgo sea efectiva a este respecto, conviene contemplar distintas respuestas ante cada situación, ya que así se consigue reducir al mínimo el impacto de cada uno de los riesgos.

5. Seguimiento y control de riesgos:
En último lugar, se deben supervisar y controlar los riesgos. El control del riesgo consiste en mantener actualizado el plan de gestión del riesgo. Para eso hay que partir del registro y completarlo con una descripción de las acciones correctoras propuestas, los costes que implican y el plan de contingencias que se querrá aplicar cuando se aparezcan problemas. El seguimiento maximiza su eficacia, ya que incluye información sobre los riesgos localizados y los mantiene visibles, pudiendo prevenir sorpresas desagradables en las fases de ejecución.

 

Descubre cuáles son los software de gestión de proyectos que más se ajustan a las necesidades de tu empresa

La solución perfecta para ayudarte en la gestión de riesgos en proyectos está muy cerca de ti. Solo debes completar el formulario de nuestra web y te enviaremos por email tu ranking gratuito, neutral y personalizado. Nuestra base de datos de proveedores consta de más de 400, y en total todos suman 2.000 soluciones. Somos el comparador número uno en España: deja en nuestras manos la selección de los mejores y tú solo decide cuál te convence más. ¡No esperes más!