En la actualidad, cualquier empresa, desde las pequeñas y medianas empresas (pyme) hasta las multinacionales, persiguen la eficiencia y el éxito, y por este motivo se ven obligadas de forma constante a invertir una serie de recursos para la mejora de procesos, con el objetivo de poder competir en el mercado. Para complementar, te ofrecemos un consejo sobre "Lo mejor de un ERP para tu PYME".

A medida que una empresa crece, aumenta el volumen de sus operaciones, y su correcta gestión se hace imprescindible. Para ello es fundamental contar con un soporte adecuado que nos ayude con la información y la administración general de nuestra empresa: se trata del software ERP. De esta manera, cuando los procesos se compliquen, contarás con el respaldo que necesitas para seguir adelante.

¿Te gustaría saber cómo conseguir la optimización de procesos utilizando un ERP? En este post te damos las claves para mejorar la gestión de procesos de tu empresa

 

Nuestro comparador GRATUITO para ERP

Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

Optimización de procesos, mejoras en la gestión de procesos…¿A qué nos referimos?

¿Qué son los procesos dentro de una empresa? Se conoce como proceso al conjunto de labores y tareas que están relacionadas de manera lógica y se llevan a cabo con el fin de lograr un resultado de empresa bien definido, es decir, es el “paso a paso” de cada una de las actividades que tiene que realizar cada uno de los implicados dentro de la empresa para que se logre el resultado deseado.

La gestión de procesos debería dividirse en cuatro fases:

  • Planificación: es decir, definir la misión general de la empresa, comprender los requisitos del cliente, identificar el entorno para detectar posibles barreras y asignar un líder responsable que fomente el rendimiento y las acciones de mejora.
  • Ejecución: implementar el plan de mejora según el diseño establecido en la fase anterior, contando con posibles soluciones para los problemas que puedan surgir durante el proceso.
  • Comprobación: es necesario estudiar los datos para comprobar que el diseño del proceso ha sido el adecuado, determinando las actividades que han causado el éxito y/o el fracaso, y de esta forma, mejorar las soluciones futuras.
  • Actuación: finalizar el ciclo completo para volver a fijar nuevos objetivos.
 

Las mejoras en los procesos de gestión en una empresa permiten hacer un uso eficiente de los recursos: tanto materiales como humanos. ¿No crees que merece la pena involucrarse y buscar la mejor forma de optimización de la gestión de procesos de tu empresa? Sigue leyendo y descubre cómo puede ayudarte un ERP en todo el procedimiento.

 

Es fundamental que la mejora continua y la optimización de los procesos se convierta en parte de la filosofía empresarial: utiliza un software ERP que se ajuste a tu empresa y sorpréndete de los resultados.

 

¿Cómo puede ayudarte un ERP en la optimización de los procesos de tu empresa?

Hoy en día la mayoría de empresas se apoyan en soluciones tecnológicas con el fin de gestionar de forma más eficiente y cada vez más automática sus procesos. Una de estas soluciones son los ERP, que tal y como no hemos parado de repetirte pueden ayudar a tu empresa a optimizar sus procesos de negocio siempre buscando disminuir sus costos y aumentar su rentabilidad. El ERP actúa como una solución que consolida y mejora la gestión de la organización al dar un control integral de la organización.

 Cuando decides implantar un software ERP en tu empresa es importante que tengas en cuenta los procesos de negocio que se llevan a cabo en ella, que los identifiques claramente para que al implementar la herramienta ésta aporte valor y tenga sentido en tu negocio, y así, te permita construir una empresa más eficiente, efectiva y que ofrezca un servicio de calidad a sus clientes. Asimismo, tienes que considerar los diferentes tipos de software ERP que hay en el mercado, para elegir el que mejor se adapte a tu empresa. 

A través del uso de un ERP, puedes mejorar procesos por diferentes motivos, por ejemplo:

 
  • Consulta rápida y sencilla de cualquier dato en el sistema con un solo click. Un ERP tiene capacidad para trabajar a la vez con datos de distintos procesos, sin tener que cerrar y abrir diferentes opciones para acceder a cualquier información. En cuestión de segundos, es posible comparar todo tipo de campos y registros: cuentas contables, stocks, etc.
  • Planificación de compras. Para la optimización de procesos, los ERP vienen dotados de múltiples funcionalidades que ayudan en la simplificación y personalizan al máximo las tareas, como por ejemplo la planificación de compras, es decir, la gestión de pedidos, las fechas de entrega, la gestión del transporte, etc.
  • Control de stock. Cuenta con una alta capacidad para controlar rotaciones e inventarios por segmentos de productos, de esta manera, te aseguras de mejorar su gestión.
  • Documentación para envíos. Puedes generar fácilmente documentación asociada a los envíos de productos, ya sean bultos, palets, albaranes, etc.
  • Producción. Otros de los procesos que permite optimizar un ERP son: la definición de escandallos de composición de los productos que incluyen los materiales necesarios para su fabricación, así como las operaciones que deben realizarse (como la hoja de ruta), un sistema de calendarios de trabajo por centro y operario (incluyendo la imputación de materiales y horas de trabajo), el cálculo de las necesidades de compra y por supuesto las prioridades de fabricación y replanning de la empresa.
  • Proyectos. Entre muchas otras funciones, destacan: control y seguimiento de la planificación, definición de tareas y subtareas (duración de cada una, así como los recursos materiales y humanos asignados a ellas), realización de presupuestos detallados por capítulos, subcapítulos y partidas con seguimiento de la facturación al cliente.
 
infografia optimizacion de procesos
 

En definitiva, a la pregunta ¿cómo consigo la optimización de procesos de mi empresa con un ERP? Nosotros lo tenemos claro: un ERP es una solución interdepartamental, lo cual consigue una integración entre todas las áreas y departamentos de la empresa. Este flujo, cruce e integración de datos, junto con la automatización de muchas tareas, permite tomar decisiones acertadas con la certeza de saber que nuestra información es fidedigna. A corto plazo, contar con un buen ERP se traduce en resultados tangibles: ya sea por el ahorro de costes de recursos empleados, o por una mejora de nuestro servicio hacia el cliente, lo cual siempre traerá consigo un incremento de ventas e ingresos.

 

Da ahora el paso: mejora los procesos de tu empresa utilizando el ERP que más se ajuste a tus necesidades

Completa nuestro formulario y obtendrás un ranking con las mejores soluciones ERP para mejorar los procesos de tu empresa. SoftDoit cuenta con el comparador gratuito de software líder en España, es por eso que más de 35.000 empresas ya han probado nuestro servicio. ¿Quieres probarlo tú también sin ningún tipo de compromiso? No se puede pedir más: gratuito, neutral y personalizado. ¡No pierdas más el tiempo!