La cara más tecnológica de SoftDoit: Eduardo Salado, cofundador, CIO y desarrollador de la plataforma online

Fecha de publicación: 18/06/2019

Ingeniero Industrial de formación, para este santanderino su verdadera pasión siempre fue crear y desarrollar nuevos sistemas, vocación que afianzó desde niño, programando con lenguajes que ya ni si quieran se usan, como RMCobol o C. Después de comenzar su carrera en el departamento de ingeniería de una multinacional, en 2004 fundó su primera empresa, y está visión emprendedora no ha parado desde entonces. En 2009 creó una segunda sociedad junto con un grupo de Business Angels, por lo que actualmente combina su actividad dentro de SoftDoit con otros proyectos.

¿En qué momento decidiste enfocar tu carrera en SoftDoit?

En 2007 conocí a Lluís Soler Gomis en la feria SIMO y comenzamos a colaborar de forma constante. Aunque participé en SoftDoit desde sus orígenes, cuando se llamaba Trackforme, fue unos años después cuando decidimos volcarnos en la evolución del proyecto como socios. Lluís y yo nos conocemos muy bien y nos entendemos. Trabajamos constantemente al 200% y complementamos nuestros talentos en la misma dirección. Esta fue la clave por la que acepté unir fuerzas para lanzar la startup. Además, SoftDoit es un gran proyecto y evoluciona rápidamente. Es emocionante trabajar día a día en un reto con un objetivo tan ambicioso: ser la primera referencia del mundo del software en Internet. 

Los comienzos nunca fueron fáciles. Desde el punto de vista tecnológico, ¿cuáles fueron los principales retos para crear SoftDoit? 

Mi principal obsesión desde que asumí el papel como CIO de SoftDoit fue el tener nuestra propia tecnología, sin terceros; crear una plataforma desarrollada a medida de nuestras necesidades. Sabía que una startup como SoftDoit debía ser muy flexible a nivel tecnológico, porque tendríamos que pivotar y evolucionar lo más rápido posible. Al fin y al cabo, nuestro proyecto es 100% online.

¿Y cuál fue el resultado de este trabajo? 

La primera versión de la tecnología funcionó, pero no tenía toda la fuerza que necesitábamos. Por esta razón el trabajo fue extremadamente intenso en 2017, dedicando mucho esfuerzo al desarrollo de una segunda versión y reescribiendo el código por completo. Gracias a esta evolución surgió SoftDoit Core, un núcleo de desarrollo potente y escalable. Ha sido una cuestión de esfuerzo, paciencia y constancia, pero el resultado ha sido increíble. Reorganizamos todo el sistema, a todos los niveles, creando entornos que nos han permitido superar cada hito y seguir planificando un futuro de crecimiento.

 
Intento crear proyectos (100% online) que me permitan mantener el estilo de vida que me gusta. 
  

  

Mi principal obsesión desde que asumí el papel como CIO de SoftDoit fue el tener nuestra propia tecnología; crear una plataforma desarrollada a medida de nuestras necesidades.

  

 SoftDoit Core es un núcleo de desarrollo potente y escalable. Ha sido una cuestión de esfuerzo, paciencia y constancia, y el resultado para nuestra plataforma online fue increíble.
 
 
La evolución de SoftDoit se debe al equipo que hemos creado. La entrada de los consultores o Product Managers para cada tipo de software y cómo se ha involucrado toda la plantilla ha puesto las bases del crecimiento. Pero un equipo debe tener a alguien que lo sepa liderar y, aunque intento ayudarle, esto es un logro de Lluís. Él es capaz de motivar a la gente y empujarnos hasta llegar a ser los mejores.
 

¿Cuál ha sido tu papel a lo largo de todo este recorrido?

Inicialmente mi papel como CIO se centraba en el desarrollo de la tecnología del proyecto. Llegar a la versión actual de SoftDoit fue realmente complejo. Sin embargo, a pesar de esta gran plataforma que creamos y de toda la fuerza del equipo dirigido por Lluís, teníamos aún una gran debilidad: potenciar el marketing online en todas sus vertientes. Intentamos externalizar todas estas labores contratando algunos consultores, pero perdíamos una perspectiva global, así que a principios de 2018 decidimos que yo asumiera el liderazgo de estas cuestiones además del desarrollo tecnológico.

Un servicio de consultoría sencillo, neutral, personalizado y sin costes para las empresas que buscan soluciones. ¿Eran los puntos decisivos para ganarse la confianza dentro del mercado online?

Efectivamente, insisto en que siempre debemos pensar primero en generar valor a nuestros usuarios. Por eso intentamos crear contenidos de gran nivel y calidad que les ayude. Y el servicio de consultoría es impresionante; ahorramos cientos de horas a las empresas y nuestras valoraciones son neutrales. Sólo recomendamos soluciones que realmente cumplan con las necesidades de nuestros usuarios. Si a esto le sumamos el hecho de que para ellos no tiene ningún coste, encontramos la principal razón por la que el porcentaje de satisfacción de los que han confiado en nosotros sea tan alto. 

¿Qué aspectos han cambiado más a lo largo del tiempo dentro de la empresa?

SoftDoit es una plataforma que reúne a fabricantes de software con aquellas empresas y profesionales que están buscando la mejor solución de programación para sus necesidades particulares. Comenzamos siendo un simple comparador, pero ahora somos la primera consultora online de software. Aunque este comparador es fundamental para la plataforma, hemos logrado enfocar nuestro esfuerzo en ofrecer un servicio de consultoría que no defrauda.

 
 El marketing digital siempre me ha apasionado y he intentado aprender constantemente todas las disciplinas que lo componen: SEO, SEM, marketing en redes sociales, de contenidos, inbound, etc.

  

  

 Nuestro objetivo es que SoftDoit sea cada día sea mejor; lograr la excelencia. Es el único camino con el que conseguiremos una constante evolución.
 
 
El servicio de consultoría es impresionante; ahorramos cientos de horas a las empresas y nuestras valoraciones son neutrales. Solo recomendamos soluciones que realmente cumplan con las necesidades de nuestros usuarios. 
 

¿Cuál crees que es la razón para que, año tras año, el número de proveedores y de clientes siga creciendo?

Creo que esto se debe a muchos factores. Por un lado, tenemos el impresionante trabajo del equipo de consultoría. Su honestidad genera satisfacción entre nuestros clientes. Y por otro, tenemos un proyecto online que cuidamos cada día. Evitamos atajos y trampas. Queremos ser los mejores. Y no vender humo, ni hacer spam… son valores básicos de la compañía. Nuestro objetivo es que SoftDoit sea cada día sea mejor; lograr la excelencia. Es el único camino con el que conseguiremos una constante evolución.

Desde tu punto de vista ¿cuáles son los mayores logros que habéis conseguido?

Conociendo tan bien el mundo de las startups, haber llegado hasta el momento actual ya es todo un logro. Desde el punto de vista tecnológico y de mi responsabilidad como CIO, la creación del núcleo de trabajo actual, SoftDoit Core, es un hito del que me siento muy orgulloso. Los resultados lo avalan. Desde el punto de vista empresarial, haber superado el medio millón de euros facturados en 2018 fue un momento de celebración para todo el equipo. Este año estamos rediseñando la web, cambiando gran parte del enfoque de los contenidos para aportar más valor, algo que estoy intentando impulsar. A veces se nos olvida echar la vista atrás para ver dónde hemos llegado. Es lógico, porque en el día a día tenemos el foco puesto en dónde queremos llegar.

 

¿Cómo sería tu escenario empresarial ideal en unos años?

Me gustaría que cuando cualquier profesional piense en implantar una solución de software, piense en SoftDoit. También quiero un proyecto escalable, muy bien organizado, centrado en la productividad… donde cada miembro del equipo asuma su trabajo y su responsabilidad. Por eso estamos intentando hacer que ellos también crezcan cada día. Fuera de SoftDoit, seguir desarrollando y evolucionando otros proyectos online, especialmente junto a mi socio Lluís Soler Gomis. También quiero dedicar algo de tiempo a mi blog. Es un proyecto sin pretensiones económicas, pero me ha servido para conocer las experiencias y aprendizajes de otros profesionales de diferentes sectores, y creo que los míos podrán aportar valor a alguien. Es una motivación muy importante para mí.

Tu frase estrella sobre SoftDoit cuando tienes que definirla ante el público profesional es….

Lo cierto es que la cara visible de la empresa es principalmente Lluís. Pero me obligo a salir cada vez más de mi laboratorio de desarrollo (o de mi cueva, según se mire). De hecho, hace poco completé un Master en Business Administration (MBA) que realmente me ha ayudado mucho. Sé que es importante tener una frase estrella, pero aún no la tengo definida. No obstante, la comparación de Lluís en la que nos describió como el “Tinder del software”, ¡me encanta!

 
 
Si te quieres seguir enterando de todo, apúntate a nuestra newsletter