Conoce mejor a Lluís Soler Gomis, CEO y cofundador de SoftDoit

Fecha de publicación: 13/06/2019

Su carrera empresarial y como emprendedor abarca la creación de diversas empresas y sociedades, siempre enfocadas en el mundo de las tecnologías y los negocios B2B. Desde hace 7 años se centra exclusivamente en SoftDoit.

Hablemos de los inicios ¿cómo era el escenario del software y su implantación en las empresas españolas en 2012, cuándo surge SoftDoit?

Desde esa fecha el mundo del software ha cambiado mucho debido a diversos factores estructurales, como fue la crisis, y tecnológicos, como la consolidación de programas en la nube, el SaaS, las APPs, los dispositivos móviles, etc. Además, el coste de implantación de un software era realmente más costoso antes que en la actualidad, no solo a nivel económico, sino también en cuanto al número de horas que se invertían. 

¿Y qué te llevó a crear esta empresa, pionera en aquel momento?

Durante un tiempo trabajé como director de Marketing y Canal de Distribución de un fabricante de software, donde tuve la ocasión de ver la dificultad que tienen los creadores de estos programas en encontrar al potencial cliente ideal y, como usuario, la dificultad de encontrar al proveedor adecuado. También observé un servicio similar a SoftDoit en Inglaterra, por eso me lancé a probarlo, como bien dices, de forma pionera en España. 

¿Cuál era la clave en los primeros años para que las empresas de software confiaran en una consultora online y se sumaran como proveedores?

Los comienzos no fueron nada fáciles. De hecho paré todos los otros proyectos que tenía en marcha y me centré exclusivamente en SoftDoit. Estuve un año trabajando solo desde casa y al poco tiempo se incorporó mi socio Eduardo Salado, que ha sido clave desde el punto de vista tecnológico ya que él es el CIO de la empresa. Y, como consultora online, la parte de IT es vital. De cara a nuestros proveedores, nuestra venta es relativamente fácil, ya que desde un primer momento les ofrecemos visibilidad y potenciales clientes.

 
A nuestros proveedores de software, desde un primer momento les ofrecemos visibilidad y potenciales clientes.

  

Siempre pensamos desde el punto de vista del usuario, que es aquella empresa que está buscando un software.
 
 
Hemos dedicado mucho esfuerzo en que la web vaya como la seda para facilitar la búsqueda de software, así como manteniendo nuestro compromiso de neutralidad y gratuidad con los usuarios.
 

¿Cuál ha sido tu papel a lo largo de la evolución de SoftDoit?

Como emprendedor haces de todo en una empresa, sobre todo al inicio. Desde la parte comercial, a la administrativa, gestión... hasta barrer la oficina. Más tarde, cuando el equipo crece, ya empiezas a poder delegar y centrarte más en la parte estratégica de la consultora online de software.

¿Hubo algún hito que acelerara el crecimiento de SoftDoit?

Cuando Eduardo Salado, nuestro CIO, pudo dedicar más horas a SoftDoit, el proyecto se aceleró muchísimo. Somos una plataforma tecnológica, por lo tanto, y si esta pata avanza el resto de la empresa también. Gracias a este paso pudimos, además, empezar con la internacionalización en Italia. 

Un servicio de consultoría sencillo, neutral, personalizado y sin costes para los usuarios ¿Eran los puntos decisivos para ganarse la confianza dentro del mercado online?

Siempre pensamos desde el punto de vista del usuario, que es aquella empresa que está buscando un software. Por ello, si la experiencia para ellos es positiva el resto es más “sencillo”. Hemos dedicado mucho esfuerzo en que la web vaya como la seda para facilitar la búsqueda de software, así como manteniendo nuestro compromiso de neutralidad y gratuidad con los usuarios.

 
No solamente somos la primera consultora online, sino también los líderes. Nuestro trabajo, respeto y humildad hacen que SoftDoit sea hoy en día una referencia para el sector.
 
 
Uno de nuestros mayores logros ha sido la internacionalización de la empresa con una plataforma online en cinco idiomas. Y el año pasado, cerrar 2018 con una facturación de más de medio millón de euros.
 

¿Por qué decidisteis dar el paso de convertir SoftDoit en una empresa con perspectiva internacional?

Si queríamos crecer teníamos dos opciones: abrir otro tipo de comparador fuera del mundo del software o la internacionalización. Decidimos en su día centrarnos en el sector que conocíamos mejor y en el que aún nos quedaba mucho camino por recorrer. Al dar este paso se notó una mayor confianza por parte de los proveedores de software, ya que observaron que SoftDoit iba en serio.

¿Cuál crees que es la razón para que, año tras año, el número de proveedores y de clientes en SoftDoit siga creciendo?

Pues porque no somos solamente la primera consultora online, sino también los líderes. Nuestro trabajo, respeto y humildad hacen que SoftDoit sea hoy en día una referencia para el sector.

¿Cuáles crees que son los mayores logros que habéis conseguido?

La internacionalización con una plataforma online en cinco idiomas. Y el año pasado, cerrar 2018 con una facturación de más de medio millón de euros.

 

¿Cuáles son las estrategias y las metas que se plantea SoftDoit en los próximos años?, ¿a dónde quiere llegar?

Queremos seguir creciendo a nivel nacional e internacional, ser el lugar de referencia para cualquier profesional que piense en software. Además, alcanzar en tres años el millón de euros facturados.

¿Cómo sería tu escenario empresarial ideal en unos años?

Que SoftDoit sea lo más automatizado posible y seguir con la línea de la escalabilidad del modelo. Y si es fuera de este negocio, montar otro proyecto empresarial con mi socio Eduardo Salado. 

Tu frase estrella sobre SoftDoit cuando tienes que definirla ante el público profesional de congresos y ferias es...

Ja, ja... no tengo una frase estrella. Pero para aquellos que quieran entender rápidamente lo que hacemos, les digo que: “Somos el Tinder del mundo del software”.

Hace tiempo entrevistaron a Lluís en el canal 24h de TVE para hablar del proyecto (aunque en ese momento aún se llamaba BuscoelMejor). Aquí podéis ver la entrevista.

 
 
Si te quieres seguir enterando de todo, apúntate a nuestra newsletter