Edge computing: más cerca y más rápido, ¿más seguro?

¿Qué es el edge computing?

La tecnología conocida como edge computing (el borde de la red) se sirve de una malla de pequeños nodos de microcentros de datos cercanos para poder procesar rápidamente la información que generan los dispositivos conectados, sin tener que enviar una gran cantidad de datos hacia servidores externos o plataformas cloud lejanas.

 

Características del edge computing

Uno de los objetivos principales del edge computing es acercar la nube hasta el usuario, al borde de la red. Es decir, facilitar que la información esté lo más cercana posible al lugar donde es generada.

De este modo, la navegación y transferencia de datos es más eficiente, y se reduce el tiempo de latencia, el tiempo de respuesta entre el dispositivo conectado y el servidor o la nube.

Además, es destacable la reducción en la cantidad de información enviada, ya que solo se procesa la información necesaria a nivel local, a partir de estos nodos conectados, microcentros de datos instalados en diferentes ubicaciones, que ayudarían a descongestionar el tráfico de redes de comunicaciones de las empresas.

 
El edge computing optimiza la navegación en internet y reduce el tiempo de latencia, además de ayudar a mejorar el tráfico de redes de las empresas.
 
 
La reducción del tiempo entre análisis del dato y la respuesta del dispositivo es esencial en algunos ámbitos, como en el sector industrial, el financiero, el campo de la salud o las telecomunicaciones.
 

Aplicaciones del edge computing

Son muchas las aplicaciones que ya tiene el edge computing, tanto en el IOT, o Internet de las cosas, o en sus aplicaciones en la industria inteligente, el llamado Internet industrial de las cosas (IIOT). Por ejemplo, en un vehículo conectado, todos los datos que se recopilan pueden ser procesados en el mismo lugar en el que se generan, el mismo vehículo, sin tener que enviarlos a un servidor externo.

Lo mismo ocurre en plantas industriales de cualquier otro sector, donde los sensores instalados en las diferentes máquinas o herramientas manejados por distintos programas de software industrial, tramitan la información a través de nodos cercanos. Además, el edge computing permite tramitar información rápida sobre el estado de la maquinaria utilizada en los procesos de fabricación industrial, y avisar de posibles errores de funcionamiento para que puedan ser corregidos rápidamente.

Como vemos, la reducción del tiempo de análisis del dato y la respuesta del dispositivo es esencial en algunos ámbitos que precisan de la inmediatez para la tramitación de sus operaciones, como en la industria, en el sector financiero, para las empresas del sector de las telecomunicaciones, o en el área de la salud, donde destaca el uso del edge computing en campos especializados como la tecnología médica, la investigación o la cirugía robotizada.

 

6 ventajas del edge computing

  1. Descongestionar la red y los cuellos de botella de los centros de datos
  2. Reducción de los costes.
  3. Disminución de los tiempos de latencia: tiempos de respuesta casi inmediatos.
  4. Menor distancia recorrida, menor vulnerabilidad.
  5. Menor exposición de la información.
  6. Mayor seguridad de los datos transmitidos.

Una de las ventajas principales que nos ofrece el edge computing es que ayuda a descongestionar la red y los cuellos de botella en los grandes centros de datos.

Al realizar un viaje de menor recorrido hasta los microcentros de datos que el que se realiza a través de la nube hasta servidores lejanos, aumenta la seguridad de los datos transmitidos. 

De este modo, se considera que son menos vulnerables a su acceso por parte de terceros, pues están menos expuestos a posibles amenazas, lo que aumenta también la seguridad de la información procesada y la posibilidad de obtener respuestas casi inmediatas.

 
6 ventajas del edge computing
 
Descubre SIN COSTE el mejor Software ERP para tu empresa
Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos
El reto del edge computing: la seguridad de los datos.
 

El reto del edge computing: la seguridad de los datos

Lo mismo que para algunos es una gran ventaja, también hay expertos que opinan que uno de los mayores retos que se plantean al edge computing es el de la seguridad de los datos: se apunta a la vulnerabilidad de los microdata centers ante el riesgo de posibles ataques externos, dado que sus infraestructuras de seguridad no son están tan desarrolladas como la de los grandes centros de datos.

Otros expertos, sin embargo, defienden que la seguridad que aporta el entorno edge es superior al cloud, ya que existe una importante reducción en la cantidad de información transmitida a través de la red, lo que hace que los datos estén menos expuestos, viajen menos distancia y se mantengan siempre cerca de su origen, preservando la información que no necesita ser tramitada.

De cualquier forma, el edge computing ya es una realidad, y cobrará cada vez más relevancia con la incorporación progresiva de las últimas tecnologías y aplicaciones del Internet de las Cosas, IOT, tanto a nuestra vida cotidiana como al ámbito empresarial e industrial, con el IIOT.

 
Si quieres estar al día en gestión empresarial,
apúntate a nuestra newsletter semanal