El Parlamento Europeo, contra el greenwashing y el marketing 'eco' fraudulento

Fecha de publicación: 19/01/2024

El Parlamento Europeo ha dado un gran paso en la lucha contra el greenwashing, una práctica de marketing engañosa utilizada por algunas empresas para dar la impresión de que sus productos, servicios o políticas son más respetuosos con el medio ambiente de lo que realmente son. El término combina las palabras "green" (verde, en referencia a lo ecológico) y "whitewashing" (blanqueo).

El órgano legislativo de la Unión Europea ha aprobado una nueva directiva que prohíbe las afirmaciones medioambientales engañosas en la publicidad de productos. Esta directiva supone un cambio en las estrategias comerciales y de marketing de muchas marcas.

La directiva greenwashing establece reglas claras para el etiquetado de productos, prohibiendo el uso de términos como "amigable con el medio ambiente", "natural", "biodegradable", "clima neutral" o "eco" sin evidencia concreta.

Además, regula el uso de etiquetas de sostenibilidad, permitiendo solo aquellas basadas en esquemas de certificación oficiales o establecidas por autoridades públicas. Los software ESG pueden ser una garantía para las empresas a la hora de proporcionar información detallada y verificable sobre sus prácticas ambientales y de sostenibilidad.

 
Esta medida contra el greenwashing es decisiva para garantizar la honestidad en la publicidad medioambiental y ecológica.
 
 
La directiva greenwashing del Parlamento Europeo es un paso crucial hacia una mayor transparencia en el marketing de productos. Con ella, se busca proteger a los consumidores de prácticas engañosas y promover decisiones de compra más sostenibles.
 
Si quieres estar al día en gestión empresarial,
apúntate a nuestra newsletter semanal