Compras online más ágiles y seguras con la normativa PSD2 y su autenticación reforzada de clientes (SCA)

Nuestro comparador GRATUITO para eCommerce

Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

Cómo influye la normativa PSD2 y el SCA en el comercio electrónico

La normativa PSD2 ha introducido una serie de nuevos requisitos para las compras online que suponen un cambio en nuestro tipo de transacciones a través de la red. La más importante: la autenticación reforzada de clientes (SCA) necesaria para la confirmación del pago, que trae con ella más datos para comprobar la identidad del comprador.

Ya no será necesario introducir nuestro número de tarjeta bancaria ni el CVV de control; en su lugar aparecen tres parámetros que permitirán la identificación del usuario. En los pago online se hará indispensable a partir de ahora tener con nosotros el teléfono móvil. Después deberá introducirse una contraseña/PIN que recibiremos en el teléfono o realizar una identificación biométrica a través de la pantalla del mismo, como el reconocimiento facial, visual o de huella digital.

En la compra a través de una web, el usuario ya no será redirigido a una pasarela de pago externa, sino que podrá finalizarlo sin abandonar la página del vendedor, ya que la transacción entre tienda online y banco es más directa gracias a que el consumidor ha autorizado previamente al comercio a efectuar el pago desde su cuenta corriente directamente. La tarjeta de débito o crédito ya no será necesaria, solo la previa identificación.

Es el banco el encargado a partir de ahora de asegurar este proceso de compra abriendo sus sistemas a terceras empresas o TPP ( del inglés Third Party Payment Service Providers, que ya no serán por ejemplo Visa o Mastercard) mediante protocolos API de seguridad. En esta acción denominada Open Banking, o banca abierta, las TPP facilitarán la comunicación entre aplicaciones para ejecutar el pago que ha autorizado el consumidor.

 
El objetivo de la PSD2 es aportar mayor seguridad dentro de las compras online para evitar fraudes, agilizar el sistema de ventas en la red y ofrecer un servicio adaptado a las nuevas tecnologías.

 

  

Con los nuevos pagos online ya no será necesario introducir datos de nuestra tarjeta bancaria, sino solo verificar quiénes somos a través de un móvil.
 
 
La normativa PSD2 viene a revolucionar los pagos online con sus nuevos requisitos de reconocimiento del usuario; la autenticación reforzada de clientes (SCA), que exige comprobar la identidad por al menos 2 métodos y hace indispensable el teléfono móvil, dejando obsoleto el uso de tarjetas.
 

¿Qué es la autenticación reforzada de clientes (SCA)?

La autenticación reforzada de clientes (SCA, del inglés Strong Customer Autentication) es el nuevo requisito fundamental que introduce la normativa europea PSD2.

Para efectuar un pago por internet en el eCommerce, a partir de ahora será necesario autenticar que el usuario es quién dice ser por al menos dos métodos. A partir de nuestra identificación vía teléfono móvil o DNI, después deberemos confirma quiénes somos a través de una de esta vías:

  • Un código SMS o notificación a través de la app de nuestro banco que sirve de código de acceso.
  • Un reconocimiento biométrico desde la pantalla de nuestro dispositivo móvil, ya sea con huella dactilar, análisis visual o facial.
 
Qué es la autenticación reforzada de clientes (SCA)
 
La directiva europea PSD2 entró en vigor el 14 de septiembre de 2019. Aún sin mucha repercusión entre los usuarios o empresarios de eCommerce, sus consecuencias dentro de los pagos online son claros y directos. Por suerte, el Banco de España ha concedido un periodo transitorio para poder adaptarlo con total integridad en los sistemas de los bancos.

 

Consecuencias de la normativa PSD2 en el eCommerce

  1. Agiliza y facilita la compra online, ya que no es necesario introducir el número de la tarjeta bancaria cada vez que se quiere realizar una compra ni un sistema de coordenadas de seguridad. El pago es inmediato gracias a las TTP.
  2. El usuario se sentirá más seguro a la hora de realizar sus compras online.
  3. No supone cambios para la tienda online, ya que los pagos son un servicio externalizado de los bancos. Tan solo hay que verificar que nuestro sistema de pago ya contempla la autenticación reforzada o doble autenticación, adaptándose a la nueva directiva, contactando para ello con la entidad bancaria.
  4. Como excepciones a la autentificación SCA en el comercio electrónico encontramos aquellas compras de hasta 30€ (con una limitación de hasta 100€ en el caso de que el mismo usuario haga varias compras con ese importe mínimo).