FuturCrop

FuturCrop: software de control de plagas

Soluciones que aplican inteligencia artificial para la prevención y el control de plagas en el sector agrícola. 

Nuestro comparador GRATUITO para Business Intelligence

Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

Características de FuturCrop

FuturCrop es un software de control de plagas que utiliza tecnología como inteligencia artificial para el control y prevención

La solución registra a diario los datos climatológicos y el desarrollo de plantas e insectos, realiza un análisis y crea un informe sobre las posibles plagas. 

Gracias al conocimiento automático de las condiciones ambientales que ofrece la herramienta el sector agrícola puede cuidar campos y cultivos y estar al día de las condiciones favorables de infestación de plagas y enfermedades. 

El sistema envía notificaciones al usuario sobre factores a tener en cuenta para evitar las plagas.

El software FuturCrop aplica las últimas tecnologías para prevenir las plagas en campos y cultivos. 

Pantallas de FuturCrop


Ventajas de FuturCrop

  • Prevención de riesgos de la plaga.
  • Menores costes de tratamiento.
  • Mayor control de los riesgos
  • Sostenibilidad medioambiental. 
  • Sistema multiplataforma
  • Registro histórico de datos. 

Especificaciones de FuturCrop

Modelo de precios

Pago único
Sin pago de licencia
Pago mensual/periódico (SaaS)

Tipos de software

Business Intelligence
Software de Productividad

Despliegue

CLOUD
Servidor Cliente (On Premise)
Entorno Web
Solución de escritorio

Soluciones de FuturCrop

Business Intelligence: FuturCrop

FuturCrop es un sistema de avisos de riesgo y control de plagas agrícolas que utiliza tendencias tecnológicas, como inteligencia artificial, para prevenir plagas en campos y cultivos. 

El programa recoge información sobre las condiciones climatológicas, posibilidad de plagas, previsión de diez días... Con estos datos, la herramienta indica el momento adecuado para realizar monitoreos y tratamientos.

La solución impulsa la agricultura sostenible, reduce costes, controla nuevas plagas y previene el desarrollo poblacional. 

No será necesaria ninguna instalación de sensores ni estaciones climatológicas, dispone de un registro de 176 tipos de plagas y 287 cultivos entre los que se encuentran cereales, hortalizas, frutales y cítricos, viñedos, industriales, etc.