España aplicará la tasa Google a las grandes empresas tecnológicas

Fecha de publicación: 19/02/2020

La denominada tasa Google es un impuesto que se aplicará a determinadas operaciones que realicen las grandes empresas tecnológicas. Se ha fijado un tipo 3% a los ingresos que generen las empresas digitales con algunas condiciones. 

Se aplicará el impuesto a grandes compañías que ingresen más de 750 millones de euros a nivel internacional y cuya facturación en España sea superior a los tres millones de euros. 

La tasa se ha impuesto sobre los ingresos generados por publicidad dirigida en línea, servicios de intermediación y venta de datos extraídos de la información que proporcionan los usuarios

Los comercios electrónicos que se dediquen a la venta de productos o servicios entre usuarios como intermediarios quedarán exentos de pagar el impuesto. Lo mismo ocurriría con los productos comprados online en la web del propio proveedor sin que sea intermediario. 

La tasa Google no tendrá un impacto directo sobre el usuario, ya que no grava de servicios digitales a los consumidores, pero es cierto que podría surgir un aumento de precios en el acceso a los servicios de las plataformas digitales. 

Según la patronal tecnológica Ametic, la tasa Google se convertirá en una barrera para la creación de nuevas startups y pymes. 

 

Con la aplicación de la tasa Google se espera recaudar 1.200 millones de euros al año. Comenzará, previsiblemente, a finales de 2020 y se liquidará trimestralmente y por cada prestación de servicios
 
 
Francia fue uno de los primeros países en aplicar la tasa Google. Ahora, la Comisión Europea trabaja en un impuesto igualitario para los países miembros, lo que facilitaría la fiscalidad común de la economía digital
 
Si te quieres seguir enterando de todo, apúntate a nuestra newsletter