El comité JPEG estudia proteger y optimizar imágenes con la aplicación de inteligencia artificial y blockchain

Fecha de publicación: 04/03/2020


Los miembros del comité JPEG estudian aplicar nuevas tecnologías como la inteligencia artificial (IA) o el blockchain a las imágenes. Con ello buscan proteger la información en las imágenes y asegurar la veracidad y auditoría.

¿Cómo se aplicarían estas tendencias? De un modo resumido, al crear una imagen se crea también un bloque formado por tres dimensiones: información de la imagen, huella digital de imagen y huella digital anterior. En el momento en el que se realiza alguna modificación por parte del usuario sobre la imagen nace un nuevo bloque con una nueva huella digital.

En la metadata de la imagen quedará registrado el encriptado de cada uno de los bloques que se creen en función de los procesos a los que se vea sometida la imagen. Procesos tales como edición, modificación del nombre, recorte... El uso de blockchain permitirá consultar el historial de la imagen y verificar componentes de la cadena.

También se podría crear una marca de agua digital, por ejemplo, para asegurar la autoría de la imagen, evitar un mal uso o el robo de la fotografía. O detectar la manipulación de una imagen, incluso conocer quién ha realizado dichas modificaciones.

Por su parte, la IA podría mejorar la calidad de las fotografías y la compresión de la imagen. Gracias a una colección de imágenes se podría tener una base de modelos matemáticos de compresión y adquirir la experiencia de la codificación de otras imágenes. De este modo se enriquecerá el conocimiento y los procesos. 

Otro objetivo es la creación de imágenes con mayor calidad pero menor peso para una carga rápida de la web y un entorno de navegación adecuado.

Desde hace algunos meses la IA está a prueba y se encuentra en proceso de investigación para mejorar las imágenes. Sin embargo, todavía no se ha comenzado a desarrollar las aplicaciones de blockchain en este sector.

 

El blockchain ofrecerá un encriptado complejo que evitaría la eliminación de la metadata o el historial de la imagen, lo que aporta mayor seguridad.
 
 
El uso de la inteligencia artificial servirá para aumentar la calidad de las imágenes y mejorar la codificación, de modo que no incremente su peso y afecte al rendimiento de la web. 
 
Si te quieres seguir enterando de todo, apúntate a nuestra newsletter