El reto del 6G para el año 2028: rendimiento, arquitectura y confiabilidad

Fecha de publicación: 15/07/2020

La compañía surcoreana Samsung espera poder comenzar el desarrollo de la sexta generación de tecnología de red móvil el próximo año. Se estima que para el año 2028 el 6G podría comercializarse y en 2030 extenderse de forma generalizada, aunque la red 5G se encuentre en sus etapas iniciales. 

El desarrollo del 3G, la transferencia de paquetes de datos y la conexión a internet tardó en hacerse realidad alrededor de 15 años. Por su parte, el 5G y el concepto de inmediatez se desarrolló en ocho años, lo que demuestra que los tiempos de definición y desarrollo se han ido acortando desde la creación del 2G hasta el actual 5G. 

La quinta generación de tecnología de red móvil aún se encuentra en sus primeras fases, sin embargo, ya han comenzado a definirse las posibles mejoras que incluirá el 6G. 

Durante los próximos años se trabajará para que la nueva red ofrezca una velocidad máxima de 1 000 gigabits por segundo, con una latencia de, al menos, 100 microsegundos y 50 veces la velocidad de datos máxima del 5G. 

En las directrices marcadas por el gigante tecnológico se han establecido tres requisitos: rendimiento, arquitectura y confiabilidad

El rendimiento y la arquitectura tienen como objetivo la optimización del diseño de la red para superar el límite de computación de los dispositivos móviles para, así, integrar nuevas entidades de red y poder aplicar inteligencia artificial.

 






La IA ayudará a superar las barreras de confiabilidad aportando seguridad y privacidad en el uso y recopilación de datos.
 
 
Con la red 6G ha nacido un nuevo concepto que representa la esencia de esta sexta generación tecnológica: realidad extendida
 
Si te quieres seguir enterando de todo, apúntate a nuestra newsletter