Benchmarking: analiza las estrategias que mayor éxito tienen y define las prestaciones de tu software

Antes que nada… ¿qué es benchmarking?

Benchmarking es un sistema de comparación empresarial mediante el cual se recoge información de otras empresas o áreas punteras que destacan en su sector para poder aplicar sus estrategias e ideas en nuestra propia empresa y así alcanzar la excelencia.

¿Se produce con el menor coste posible?, ¿cómo de eficientes y rápidos son los líderes del sector? Se comparan ciertos procesos de un negocio propio con otros que son de referencia en el mercado para poder aprender de sus buenas prácticas. Utilizamos la excelencia del mejor para medir el desarrollo. Pero siempre dentro de la legalidad; no es competencia desleal.

 
Para saber qué necesitan mejorar las empresas para ganar productividad y competitividad se puede realizar un benchmarking sobre las compañías punteras que utilicen nuestro software para demostrar su eficacia o matizar que estos resultados que se pueden alcanzar gracias a él.
 

Un poco de historia

Benchmarking es un anglicismo que proviene del término benchmark, que significa punto de referencia o referente, y comenzó a usarse dentro del sector empresarial en los años ochenta, cuando la compañía de fotocopiadoras Xerox comenzó a estudiar sus datos de producción y los de una nueva competencia que estaba haciéndose con el mercado.

Estableció unas métricas estándares para comparar procesos y materiales, como costos de producción, tiempos de fabricación, precios de venta, calidad, etc. y así clasificar el rendimientos de sus productos y los de la competencia. El resultado fue que Xerox se presentaba con peores condiciones económicas al público, pero gracias a estos datos pudo modificar su estrategia y marcar nuevos objetivos para recuperar su posición.

 

Tipos de benchmarking

  • Competitivo: utiliza productos, servicios, procesos y funciones de los principales competidores de la empresa como medidas de comparación con los suyos. Le aplicaremos para otros proveedores.
  • Interno: se lleva a cabo dentro de la propia empresa. Normalmente se realiza en grandes compañías con varios departamentos o grupos empresariales, y analizan aquellas áreas que mejor rendimiento están alcanzando para aplicar determinadas estrategias en el resto.
  • Funcional: no se comparan empresas que son competencia directa, incluso puede que ni pertenecen al mismo sector; lo relevante es identificar y comparar las mejores prácticas dentro del área que queramos mejorar. Será el que usemos de cara a los clientes.
 
 
Nuestros productos software pueden destacar si acentuamos las prestaciones que permiten mejorar los procesos que las empresas aspiran alcanzar y resaltar nuestros casos de éxito. Así aumentaremos nuestras ventas.
 

Pasos de un buen benchmarking funcional para nuestras prestaciones

 

Paso 1: Planificación

¿Qué vamos a comparar y a quién? 

Antes que nada tenemos que definir qué área o proceso de nuestras soluciones software queremos enfatizar. 

Crear un equipo de trabajo 

Para desarrollar esta primera fase en fundamental y decidir qué método se va a implementar para recopilar los datos que necesitamos.

 
Benchmarking paso 1: Planificación
 
Benchmarking paso 2: Recogida de datos y análisis
 

Paso 2: Recogida de datos y análisis

Para recabar estos datos se puede recurrir a fuentes externas como empresas especializadas en analítica, publicaciones, informes, asociaciones profesionales, herramientas de Internet, estudios de mercado, etc.

Si uno de nuestros clientes es una empresa importante
que ha conseguido buenos resultados a través de nuestro software empresarial, podemos preguntar directamente a los responsables de dicha implantación y que valoren los resultados.

De esta forma sabremos:

  • Qué grandes objetivos han conseguido empresas líderes de sectores relacionados con nuestros programas y, por tanto, hacia dónde quieren encaminarse el resto de empresas.
  • Qué logros empresariales de excelencia han conseguido compañías gracias a nuestros software.

 

Paso 3: Acción, definir nuestras prestaciones

Ya sabemos qué necesitan las empresas y cuáles son los puntos fuertes de nuestras aplicaciones. Es momento de sacar pecho y mostrarlo a nuestros clientes actuales y futuros.

A la hora de definir nuestras soluciones software tendremos que tener en cuenta:

  • Qué quieren conseguir las empresas para estar a la altura de la mejor competencia.
  • Qué casos de éxito ya hemos conseguido.
 
Benchmarking paso 3: Acción, definir nuestras prestaciones
 

Y por último... Benchmarking competitivo ¿qué hacen otros proveedores?

Estos pasos que acabamos de ver los podemos aplicar también a la hora de saber qué esta haciendo nuestras competencia directa. ¿Estamos ofreciendo las prestaciones más innovadoras o hace falta que actualicemos las características de nuestras soluciones? 

El benchmarking competitivo nos será de gran ayuda para descubrir si estamos al día en las nuevas funciones tecnológicas y estamos ofreciendo lo que demanda el mercado. 

Analiza y compara lo que hacen los líderes de tu competencia, servirá para tomar decisiones estratégicas clave a la hora de mantener una alta competitividad en el mercado, y descubrir en qué áreas tenemos que invertir o potenciar.

 
Y así es como nos beneficiamos de analizar e identificar las mejores prácticas mediante benchmarking. Tus clientes quieren saber lo mejor de ti.
 
Si te quieres seguir enterando de todo, apúntate a nuestra newsletter