Averigua si es seguro alojar tus datos en la nube

Solicite su comparativa GRATIS

Indique qué módulos necesita

Con la garantía de:
 

¿Qué recibirás a cambio?

Ranking
personalizado de los mejores proveedores.

Información detallada de los proveedores de software.

White paper sobre software de gestión de cliente

Entre los servicios que facilita el cloud computing se encuentra el de alojar información en la nube, es decir, en un conjunto de ordenadores repartidos por todo el mundo. Estos ordenadores ofrecen espacios de información con accesos restringidos y distintos niveles de privacidad (acceso público, privado o híbrido). Y todo ello sin necesidad de tener que mantener los archivos e información con una infraestructura propia. Antes los datos estaban alojado en los propios PCs. Ahora, con el cloud computing, la información está alojada en servidores y se accede a ellos y a los datos que contienen mediante la red.

Esta manera de conservar datos es especialmente relevante para las empresas, de todos los tamaños y de todas las actividades empresariales. Gracias a ella, se puede, además de alojar la información, gestionar por ejemplo la contabilidad, abonar nóminas, etc. El software puede estar alojado de esta manera sin necesidad de estar instalado en el ordenador. Esto hace todavía más fácil su actualización, ya que normalmente tan solo hace falta un click. Además, se puede hacer sin necesidad de estar en un ordenador concreto, desde cualquier parte y en cualquier momento. Tan solo con tener acceso a Internet, podemos consultar nuestro espacio de alojamiento de datos en la nube. Otras de las ventajas que encuentran las empresas es la reducción de costes. Muchos de los servicios de cloud computing son gratuitos hasta un cierto límite de almacenamiento y cuando este se sobrepasa, se paga solo por lo que se emplea.

¿Es seguro el cloud computing?

La seguridad al alojar la información es una cuestión que suele preocupar a las empresas. Muchos de estos datos pueden ser confidenciales o deben estar protegidos por la Ley de Protección de Datos. En general, ninguna empresa quiere que terceros tengan acceso a su información, bajo ninguna circunstancia. Conviene señalar la seguridad de los datos en la nube frente a la seguridad de los datos en un disco duro, o en cualquier otro elemento de hardware. En la nube los datos están siempre accesibles, sin riesgo a ser destruidos y se realizan copias de seguridad. Sin embargo, un fallo en el disco duro podría dejar a la empresa sin sus valiosos datos, ya que pocas veces se realizan copias de seguridad con la frecuencia necesaria.

¿Es realmente imposible perder los datos almacenados en la nube?

Si la cuestión es si los datos alojados en cloud computing son imposibles de perder, la respuesta es que hoy por hoy, no se puede asegurar al 100%. Sin embargo, las empresas que ofrecen servicios basados en la nube brindan unos niveles de seguridad para impedir en todo lo posible que esto ocurra. Entre las medidas de seguridad se encuentran copias de seguridad automáticas, cifrados seguros, etc.

Por otra parte, el propio usuario de los servicios debe conocer algunos aspectos legales relativos a la seguridad y confidencialidad de los datos.

Una empresa española debe cumplir con la Ley de Protección de Datos. Antes de elegir un servicio u otro, debería conocer la ubicación física de la nube para saber si el país donde se encuentra cumple con la normativa española. También debería saber que la seguridad en materia de datos se tiene en cuenta desde dos vertientes. Por una parte, la estratégica, que se compone de los datos confidenciales. Y por otra parte, la física, que está relacionada con la corrupción de las bases de datos, con el rastreo de las copias de seguridad, etc.

Tras el caso Snowden, se aprobó en EEUU la Ley Patriot Act por la cual la NSA tiene acceso total e ilimitado a los datos hospedados por empresas estadounidenses. Por ello, muchas empresas norteamericanas están viendo cómo sus clientes se van a empresas europeas. La normativa europea es bastante homogénea, por lo que es mejor albergar los datos en la nube en Europa. Eso sí, siempre hay que tener en cuenta la localización física de la nube y las copias de seguridad que se realicen.

En resumen, podemos afirmar que alojar datos en el cloud computing es una manera segura de almacenar información, por encima de otros medios tradicionales. No obstante, debemos tener cuidado a la hora de escoger los servidores donde alojar la información.

Volver a los consejos de Software

 
 

EL 70% IMPLANTA UNO DE LOS
SISTEMAS ERP QUE LE PROPONEMOS

Comparamos entre más
de 200 soluciones

Ahorramos más de
70 horas de trabajo

Damos un informe
personalizado

Somos gratis,
neutrales y rápidos