No te lo pienses más, las nuevas tecnologías en la empresa, no las llames gasto, llámalo inversión

Solicite su comparativa GRATIS

Indique qué módulos necesita

Con la garantía de:
 

¿Qué recibirás a cambio?

Ranking
personalizado de los mejores proveedores.

Información detallada de los proveedores de software.

White paper sobre software de gestión de cliente

La mayoría de las veces, por esos razonamientos más que tradicionales, que tienen los empresarios, cuando se piensa en actualizar los sistemas que se han implementado en la compañía años atrás, causan un poco de resquemor y dolores de cabeza, ya que ante los presupuestos que se les presentan, consideran los mismos como unos gastos muy grande que no pueden abarcar.

El error de estos empresarios, radica justamente en ello: en pensar que son gastos, los que provocarían el cambiar todo el sistema, que ha quedado obsoleto y que obstruye al buen funcionamiento de la empresa, trayendo, sin duda alguna, más gastos que beneficios.

Cuando se realiza el planeamiento general de una empresa, y considerando el presupuesto de la misma para todo el año entrante, con sus entradas y salidas, se debe tener en cuenta, que los sistemas que no agilizan todas las funciones que cumplen las diferentes áreas del negocio, y las cuales quizás, ni siquiera están sincronizadas, producen gastos enormes, simplemente por entorpecer el trabajo diario.

En este sentido, para que una empresa se pueda mantener en un estatus de competitiva dentro del mercado al que pertenece, e incluso, a resaltar entre todas las demás, necesita la “inversión”, de actualizar todos sus sistemas informáticos, según lo que dictan las nuevas tecnologías y encontrando el que se adapte al negocio, de una manera, lo más perfecta posible.

Algo hay que dejar claro, una inversión no es un gasto para la empresa

Sin embargo, cuando se está dentro del proceso de búsqueda del software que se instalará en la empresa, se debe realizar una investigación a conciencia, asesorándose de cada uno de los beneficios y desventajas que tiene cada sistema, para llegar al que funcione como un guante dentro del negocio específico.  

Este sistema, una vez instalado, es el que brindará las soluciones a todas las gestiones que el negocio necesita, sincronizando cada uno de los departamentos del que consta, y logrando una base de datos completa, pudiendo consultar la información a tiempo real.

Es recién en esa etapa, una vez instalado y ya en uso el sistema elegido, que el empresario se dará cuenta de que no fue un gasto lo que ha realizado, sino una inversión a largo plazo, de la tecnología que lo llevará a optimizar al máximo su negocio, lo que se traducirá en rendimiento económico, ya que las ventas se harán por duplicado o quizás más, casi sin darse cuenta, puesto que todo el sistema de la empresa estará automatizado por la nueva tecnología implantada, gracias a la inversión realizada.

Volver a los consejos de Software

 
 

EL 70% IMPLANTA UNO DE LOS
SISTEMAS ERP QUE LE PROPONEMOS

Comparamos entre más
de 200 soluciones

Ahorramos más de
70 horas de trabajo

Damos un informe
personalizado

Somos gratis,
neutrales y rápidos