La industria de las telecomunicaciones está en constante evolución desde hace años, donde casi todas las empresas se están instalando un software de centralita virtual y abandonado los sistemas de telefonía tradicionales. Pero, ¿en qué consiste exactamente esta tecnología y cuáles son sus ventajas frente a la telefonía analógica? Te lo contamos todo en este artículo.

 

Nuestro comparador GRATUITO para Centralita Virtual

Preguntas: 1/8
Tiempo estimado para completar este formulario: 40 segundos

¿Qué es y cómo funciona la telefonía IP?

Hasta hace poco los sistemas analógicos eran los únicos que se conocían en el mercado. Estos sistemas estaban pensados fundamentalmente para la transmisión de voz y permitían una única comunicación por cada línea contratada. Pero actualmente existen otros sistemas que brindan funciones mucho más avanzadas que los tradicionales. La telefonía IP es una tecnología que se basa en la transmisión de voz a través de redes IP. Su funcionamiento es realmente sencillo: la voz se digitaliza y se transfiere mediante un protocolo de Internet (IP). Una vez llega a su destino, la voz en formato digital se convierte de nuevo en analógica. Una de las principales ventajas de este sistema telefónico es que permite realizar llamadas desde cualquier parte del mundo, siempre que se disponga de una conexión a la red. Para poder hacer un mejor uso a la telefonía IP lee el siguiente artículo: “Cómo optimizar tu centralita con telefonía IP o Voz IP”.

 

Las empresas estan apostando por la tecnología IP o VoIP, ya que este sistema ofrece infinidad de ventajas frente a la telefonía analogica.

 

Ventajas de la telefonía IP vs la telefonía analógica

Cada vez más empresas apuestan por la tecnología IP o VoIP (Voice Over Internet Protocol), ya que este sistema ofrece infinidad de beneficios. A continuación explicamos cuáles son las ventajas más destacadas de la telefonía IP sobre la telefonía analógica:

 
  • Es más económica
    Los sistemas tradicionales tienen unos costes fijos que no están presentes en la telefonía digital, ya que el coste de cada llamada varía según su funcionamiento. El inconveniente de la telefonía convencional es que para cada llamada se necesita una conexión específica. Pero con la tecnología IP este problema se resuelve, ya que la voz se digitaliza y se transmite de manera conjunta con otras llamadas.Por este motivo los sistemas IP permiten ahorrar costes y optimizar los recursos disponibles.

  • Es un sistema versátil
    Las centralitas telefónicas digitales permiten instalar líneas con mayor rapidez, y el coste de la implantación es menor que en los sistemas analógicos. Esto supone una gran ventaja para las empresas, ya que la flexibilidad de esta tecnología permite adaptar el número de líneas a las necesidades puntuales del negocio de forma ágil. Por otra parte, la instalación de un sistema IP es mucho menos compleja.

  • Permite la conexión desde diferentes dispositivos
    Esta tecnología permite realizar llamadas por internet desde el mismo número o usuario a través de distintos dispositivos. Esa es la ventaja de escoger una centralita en la nube. De hecho, con la telefonía IP solo se necesita un dispositivo con conexión a la red para poder realizar una llamada. De este modo es posible atender a las llamadas de la empresa desde cualquier lugar y en todo momento, lo que mejora la productividad de forma significativa.  

  • Brinda servicios de valor agregado
    Estos sistemas permiten integrar servicios que la telefonía convencional suele ofrecer por separado, como por ejemplo la identificación de llamadas, la llamada en espera, el desvío de llamadas o la respuesta de voz interactiva (IVR) entre otras funciones. Además, este tipo de telefonía también ofrece la opción de grabar las llamadas y almacenarlas de manera sencilla en el propio sistema o subirlas a la nube.

 
Infografia
 
  • Permite realizar llamadas simultáneas
    A diferencia de los sistemas de telefonía analógicos, la telefonía IP permite hacer más de una llamada por la misma línea de forma simultánea, lo que implica un ahorro considerable de costes para las llamadas salientes.
  • Se mantiene actualizada
    Las centralitas telefónicas tradicionales suelen necesitar un mantenimiento contínuo, lo que implica una inversión constante. Sin embargo, la tecnología IP cuenta con un alto nivel de escalabilidad y se actualiza de forma automática, por lo que se evita el riesgo de que el sistema quede obsoleto.

  • Permite mejorar la atención al cliente
    La tecnología IP acorta los tiempos de espera de los clientes, para ofrecer una atención de mayor calidad. Además, estos sistemas respetan el turno gestionando las llamadas en cola y mejorando la comunicación con el cliente.

 

Descubre de forma gratuita la mejor centralita telefónica digital para tu negocio

Si estás pensando en instalar un sistema de telefonía IP para realizar llamadas por internet, pero no sabes cuál elegir, en SoftDoit resolvemos tus dudas. Simplemente completa el formulario que encontrarás encima de esta página con las características propias de tu empresa. Nuestro comparador analizará tus respuestas y te mostrará un ranking con las soluciones que más encajan con tus necesidades. ¡Vamos, pide tu comparativa ahora, es 100% gratuito y neutral!