La gestión óptima de las nóminas de tus empleados es posible con el software de RRHH adecuado

Si hay algo que es vital para cualquier empresa, se dedique a lo que se dedique y  tenga el tamaño que tenga, es controlar las nóminas a la perfección. Y no nos referimos sólo a saber cuánto le pagas a cada empleado: sino a controlar las fechas de pago,  las horas extra,  los días que se descuentan, el calendario de vacaciones, las bajas, posibles incidencias,….

Si te has perdido la primera parte, léela ahora

Para que te des cuenta de la importancia que tienen las nóminas, diferentes estudios concluyeron que un trabajador preocupado por recibir su ingreso mensual rendirá entre un 45 y un 55% menos que uno que sepa que su transferencia llegará el mismo día de cada mes.

Así pues, parece esencial saber gestionar las nóminas correctamente, ¿verdad? Hay muchísimos factores que debes tener en cuenta y que no se te pueden escapar. Veamos algunos de los más importantes, ¿vale?

Qué debes tener en cuenta para tener las nóminas controladas

  • Establece una fecha de pago fija y respétala. Los trabajadores deben recibir su sueldo el día acordado y no puedes pasar por alto este acuerdo. Esto es importantísimo e influirá directamente en los beneficios de tu empresa. Recuerda, un trabajador contento es un trabajador productivo.
  • Ten siempre presente que debes pagar a los empleados. Hacer una previsión de fondos es perfecto para tener siempre la liquidez suficiente como para que las nóminas no se queden colgadas.
  • Procura tener siempre en mente todos los factores básicos que confeccionan la nómina. Es decir: el salario base, las pagas prorrateadas o extraordinarias, el IRPF y las cotizaciones a la Seguridad Social.
  • Ahora viene lo difícil: ¿ha hecho esa persona horas extras este mes? ¿Tal vez hay que descontarle algo del sueldo por alguna ausencia? ¿Quizá le debes unas dietas? Debes tener todo esto controlado y reflejarlo en la nómina.
  • Si no tienes mucha experiencia en estos temas, tal vez necesites un empujón. O puede que tu empresa sea medianamente grande y tengas un equipo de Recursos Humanos saturado de trabajo. Entonces, lo que necesitas es un software de RRHH.

Trucos para controlar las nóminas con un software RRHH

Una empresa, sea grande o pequeña, necesita estar actualizada constantemente para mantenerse competitiva, ¿verdad? Y esto no significa solamente mejorar el departamento de ventas, sino buscar todos aquellos elementos que, de una forma integral, aportan agilidad y eficacia a cada rincón de tu  negocio. Es aquí donde entra en juego un software de Recursos Humanos, perfecto para maximizar el rendimiento de tu departamento de RRHH.

Adaptarse a las exigencias y a los cambios del mercado, aumentar la eficacia del personal, reducir gastos asociados a la gestión de los recursos humanos… Estos desafíos y muchos más son los que debe afrontar un departamento de RRHH que quiera consolidar su eficiencia, y empezar a trabajar cuanto antes con un buen software es crucial para alcanzar estos objetivos y tener los pagos siempre controlados.

Algunas de las grandes ventajas de este software

Este tipo de programa te permitirá mantener un control detallado de los datos de tus empleados, que se acumulan sin cesar en todo tipo de compañías: desde la información de contacto hasta los currículos, tener una base actualizada en todo momento es una tarea titánica que puedes reducir al mínimo si dispones del software de RR.HH. adecuado. No solo permitirá centrar estas tareas en el departamento de Recursos Humanos, sino que incluso los mismos empleados podrán modificar los datos que sean necesarios dando más agilidad al proceso.

Un buen software de RRHH también es idóneo si lo que necesitas es tener controlado el gasto que te suponen todas las nóminas de tu empresa: así podrás gestionar mejor tus recursos, designar retribuciones especiales para proyectos específicos o incluso valorar la posibilidad de reducir salarios y empezar a pagar comisiones en función de los objetivos cumplidos.

Otra gran ventaja es que si necesitas montar nuevos equipos de trabajo, ya sean permanentes o temporales, podrás filtrar a tus empleados según sus títulos, habilidades o antigüedad en la empresa, por ejemplo. Así será mucho más fácil elegir siempre a la persona adecuada para cada tarea sin tener que hacer largas y tediosas entrevistas a cada uno de los candidatos o candidatas.

Por último, no podemos dejar de mencionar la capacidad de análisis de la productividad de los empleados: cuantificar el tiempo dedicado a las tareas y los beneficios obtenidos será mucho más sencillo, porque podrás diferenciar entre las actividades productivas (las que están directamente relacionadas con la empresa) y las personales (las que no lo están) y cuantificar el coste que supone cada trabajador para alcanzar un objetivo.

Lo que debes tener en cuenta es que el objetivo de este tipo de programas es reducir la carga de trabajo del departamento para poder gestionar la información con eficiencia y evitar que los pagos se retrasen o sean erróneos.

acceder al comparador