software CRMConocemos tu caso: gestionas una pyme y las palabras software CRM te tientan; te tientan por la automatización de todos los procesos que podrías administrar para aligerar muchísima carga de trabajo relacionada con el marketing directo. Pero debido al tamaño de tu empresa, dudas. Dudas, principalmente, acerca de si tu actividad laboral y tu presupuesto es suficiente para liarte la manta a la cabeza y empezar a utilizar un software CRM desde ya.

La respuesta es breve: sí, es suficiente. Y no hay “peros” aquí. Puede que esta respuesta te sorprenda, ya que has oído que la inversión en una solución CRM suele ser cara y, además, requiere una curva de aprendizaje notable para que el usuario pueda sacarle partido. Sin embargo, esto no es del todo cierto, ¿sabes?

La realidad es que un software CRM es una solución que te permite administrar de una forma más eficaz tu relación con los clientes; para satisfacer necesidades de carácter general, existen numeras propuestas de gran calidad: Zoho o SugarCRM, por ejemplo, dos excelentes posibilidades a tener en cuenta que no requieren ningún tipo de inversión inicial.

Cómo ayuda a las pymes un software CRM.

Como comentábamos un par de párrafos atrás, la mayor preocupación de proveerse o no de un software CRM en las pymes viene dada en relación a la visión que los responsables de la misma tengan. ¿Qué quiere decir esto? En realidad, es muy sencillo. Sacar partido al software CRM no consiste en recabar información de leads (en e-marketing, los leads son aquellos usuarios que buscan información mediante formularios) y clientes, sino en aplicar esa información a las estrategias correspondientes, ya estén estas orientadas a promoción, a ventas o a otros campos.
Por eso, la razón principal que debemos tener presente antes de dar el paso y empezar a sacar partido a un software CRM en nuestro sector es saber cómo vamos a sacar partido a esa información. Una empresa que vende productos estacionales puede recabar información para realizar campañas de e-mail marketing en Semana Santa, Navidad y fiestas importantes, mientras que otra empresa que ofrece soluciones formativas podrá personalizar y segmentar su oferta.
Ante todo, debemos tener muy presente la estructura completa y ver dónde encaja el software CRM dentro de ella. A continuación, los tres pilares que engloban la administración de nuestra relación con los clientes.

Tres razones por las que las pymes deben trabajar con un software CRM

#1 Un software CRM pide a gritos una única base de datos
En otras palabras, nada de gastar tiempo y recursos en un software CRM y, a continuación, desglosar la información de los clientes y potenciales consumidores entre medios analógicos y medios digitales, o en varios programas, o en hojas por todas partes… Las pymes, más que nadie, deben buscar resultados, y esos resultados llegan cuando existe organización y una visión global de la situación comercial que nos permita tomar decisiones meditadas.

#2 Elabora campañas específicas: ¡segmenta!
Quizá este es el mejor consejo de los tres. El software CRM nos permitirá conocer diferentes perfiles de consumidor, segmentarlos según su actividad profesional, el cargo que tienen en su empresa o el tipo de empresa de la que se trata. La información es poder, suele decirse. Pues esta información es básica para personalizar las estrategias y las promociones comerciales que llevemos a cabo con clientes y leads; para ello, lo más importante es saber qué producto necesita cada perfil y cómo debemos presentárselo.

#3 Mejorar la atención al cliente
Sí, podríamos hacer una lista de diez grandes beneficios de contar con un software CRM para pymes, pero realmente el contacto personalizado, la captación, la fidelización, el análisis de los resultados obtenidos, etc., se resume en lo mismo: una solución CRM nos permite una mayor capacidad de atención al cliente, lo que se traduce en más datos que podemos analizar y mayores posibilidades de crear campañas efectivas.
Además, contar con toda la información en un único soporte evitará que esta se duplique pero, sobre todo, nos permitirá que ninguna acción se quede en el tintero, pudiendo personalizar las campañas de captación o venta de la mano de un seguimiento más eficaz y una comunicación constante con los clientes que en un tiempo prudencial mejora su relación con la empresa y, a la vez, los convierte en referenciadores de nuestro negocio a medio plazo.
Finalmente, las ventajas competitivas que nos supone trabajar con un software CRM en la pyme demuestran que el verdadero problema que debemos vencer es la dificultad primera de comprender que no es cuestión de tamaño, sino de organización de la actividad comercial.
¿Por qué? Porque no se trata únicamente de un programa, sino de una metodología de trabajo que nos permite conocer el mercado y el sector concreto en el que la empresa se mueve y, sobre todo, sacar de ello una gran capacidad de mejora

 

Si deseas ampliar la información sobre el software CRM u otro software en general, te recomendamos que uses de forma gratuita nuestro comparador SoftDOit.com  en el que encontrarás todas las soluciones disponibles para tu empresa o negocio.