Contar con un software ERP es algo cada vez más habitual en todo tipo de empresas. Sin duda, como ya hemos comentado en más ocasiones, se trata de una excelente herramienta para que las empresas puedan automatizar procesos operativos y productivos, gestionar con mayor comodidad y eficiencia la información que manejan, poder compartirla…

Y esto se traslada a distintos ámbitos de actuación dentro de la empresa como, pueden ser entre otras áreas, la de recursos humanos, de compras, de producción, de ventas o incluso los inventarios y almacén .

Aunque son extremadamente útiles hay que informarse bien a la hora de implementarlo ya que instalar este tipo de software puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza si antes no tenemos en cuenta una serie de aspectos importantes en su puesta en marcha. No hace falta reinventar la rueda: los errores que cometen la mayoría de empresas suelen ser siempre los mismos, así que toma nota para no caer tú también en ellos.

#1 Una mala planificación

Tener una buena estrategia de implementación del software ERP es esencial si quieres que el proceso llegue a buen puerto. Solo con una planificación adecuada podrás entender el funcionamiento global de tu empresa y cómo una interconexión puede beneficiarla, así como de ninguna forma podrás establecer prioridades o minimizar el impacto que supone el cambio a este tipo de software.

#2 No formar a los empleados

Por supuesto, adaptarse a utilizar un software ERP es un proceso que requiere cierto periodo de adaptación. Esto es algo que comprenden la mayoría de empresas, pero un error garrafal que no debes cometer es dejar que las cosas sigan su curso y esperar  a que todo el mundo se acostumbre: adelántate a los hechos y prepara a tus empleados al cambio que se avecina. Organizar un ciclo formativo con material de soporte puede ser una excelente idea que, pese a lo que pueda parecer, te ahorrará muchos disgustos y muchas horas desperdiciadas.

#3 Falta de continuidad

Con elegir el software ERP que quieres utilizar y definir el plan a seguir no basta: la gerencia tiene que seguir involucrada en el proyecto de implantación del ERP tanto para marcar la línea institucional que hay que seguir como para resolver dudas y problemas y motivar al personal para evitar que se abandone el uso del ERP. En este caso, tu papel como gerente o administrador será actuar como agente de cambio y propiciar la adaptación al nuevo sistema.

#4 Comunicación cero

Ante un cambio de esta envergadura, es normal que surjan dudas, ansiedad y temores: no saber gestionar las emociones de los empleados y de la propia dirección de la empresa repercutirá directamente en el éxito o el fracaso de la implantación del software ERP. Para evitarlo, procura mantener a la gente informada y muéstrate comprensivo ante un cambio que todo el mundo sabe que afectará a la forma de trabajar de toda la empresa.

#5 No contar con el equipo adecuado

Establecer un equipo que coordine el cambio al nuevo software, integrado por miembros de cada departamento, debería ser una de tus prioridades antes incluso de pasar al software ERP. Solo así podrás conocer las necesidades específicas de cada sector de tu empresa.

busco el mejor software