El contrato 421 para la formación y el aprendizaje (CFYA) es un tipo de contratación que tiene la finalidad de formar a los jóvenes profesionales para que aprendan el desempeño de un oficio y contribuir a su inserción laboral.

¿Qué candidatos pueden optar a este contrato?

El contrato para la formación y el aprendizaje está orientado a trabajadores de entre 16 y 25 años (y hasta 30 años si la tasa de desempleo se sitúa por debajo del 15%) que no hayan finalizado sus estudios o no cuenten con un título pertinente para convenir un contrato de prácticas. Asimismo, se acepta a trabajadores que cursen formación profesional. No se tiene en cuenta el límite de edad en personas con discapacidad, colectivos de exclusión social y alumnos de formación profesional.

¿Cuáles son sus condiciones?
  • La duración de este contrato no puede ser inferior a 1 año ni superior a 3 años, pese a que por convenio colectivo se puede establecer una duración mínima de 6 meses y máxima de 3 años.
  • El salario es el que se fije en convenio y no puede ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en relación con la jornada laboral. No obstante, existe la posibilidad de que el empresario y el trabajador estipulen un salario más elevado.
  • La acción formativa debe ser impartida por un centro de formación inscrito o acreditado por el Servicio Público de Empleo (SEPE) y tener relación con la actividad laboral ejercida por el trabajador.
¿Qué beneficios tiene?

El contrato para la formación y el aprendizaje tiene ventajas tanto para el trabajador como para la pyme y el asesor.

  • El trabajador consigue un certificado de profesionalidad acreditado y experiencia laboral, lo que favorece a su incorporación al mercado laboral. Además, se beneficia de la cobertura social y del derecho a la prestación por desempleo.
  • La empresa se beneficia de la reducción del 100% de los costes empresariales de la Seguridad Social si cuenta con menos de 250 empleados, y del 75% si dispone de más. Asimismo, si el contrato pasa a ser indefinido, obtiene una bonificación durante 3 años, de 1.500€ para los hombres y de 1.800€ para las mujeres.
  • El asesor ofrece un servicio de valor y ahorro de costes para sus clientes y obtiene reputación en la imagen corporativa, al promover un tipo de contrato que favorece la inserción laboral de los jóvenes.

Wolters Kluwer, experto en el desarrollo de soluciones de gestión para empresas y despachos profesionales, colabora con un grupo de Centros de Formación acreditados por el Servicio Público de Empleo (SEPE) para garantizar la tramitación y gestión de los contratos para la formación y el aprendizaje.