Si tienes una pequeña o mediana empresa y     estás decidido a darle un empujón para  hacer crecer tu negocio, te proponemos unos consejos que te pueden ser útiles para  aprovechar este momento económico y relanzar tu negocio a pesar de la crisis y  otros factores del mercado.

La crisis de consumo ha afectado notablemente al pequeño comercio, sus clientes habituales compran con menos frecuencia y muchos han dejado de lado el pequeño comercio para sumergirse en las grandes superficies. El consumidor en crisis prefiere dirigirse a un establecimiento con distintas marcas para estudiar la competencia y finalmente comprar aquella con la relación calidad-precio más atractiva. Por eso, hoy os traemos las estrategias para impulsar y salvar el pequeño comercio:

  • Es imprescindible que las empresas del pequeño comercio estén representadas en la red y en las redes sociales. Muchas han descartado la idea de implantar nuevas herramientas como es el e-Commerce para sobrevivir a la crisis. La mayoría lo han descartado por desconocimiento,ya que consideran que la implantación de un e-Commerce es muy costosa.  Abrir una tienda online y estar presente en las redes no supone una gran inversión y puede ser el motor que salve los pequeños comercios negocio de la crisis.  Es recomendable investiguen y descubran que hay una gran diversidad de soluciones de tienda online alcanzables para todos los tamaños de negocio.
  • ¿Qué es lo que diferencia el pequeño comercio de los grandes almacenes? El trato personalizado. Esta claro que hay distintos perfiles de compradores pero la gran mayoría denota su satisfacción cuando la atención al cliente y el asesoramiento ha sido mejor de lo esperado. El pequeño comercio juega con ventaja en este aspecto y esta cualidad se debe potenciar al máximo. ¿Las grandes compañías realizan campañas? ¡Realiza tus propias campañas de marketing, que no te olvide tu cliente! Un software de CRM para PYMES será la herramienta para explotar al máximo la relación con tus clientes ofreciendo promociones del producto que estaban esperando recibirlas.
  • Modificar el escaparate, reordenarlo, crear un escaparate de revista. Cambiar el escaparate para que no pase desapercibido es un factor que puede tratar el pequeño comercio sin coste alguno. Un consumidor se sentirá intrigado por tu escaparate si es llamativo y original, y sin duda alguna entrará a curiosear. Muchos pequeños comercios han crecido notablemente por sus diseños de escaparate incluso algunos han conseguido que los peatones se paren a hacerle fotos. Este es un factor fácil de tratar y que no requiere tampoco una gran inversión de tiempo. Por otro lado, también puedes crear escaparates estacionales, customizar tu escaparate según las fiestas más próximas como podría ser Navidad.
  • Y por último, y no menos importante la motivación. No se puede perder la motivación y os preguntaréis: ¿Cómo puedo mantenerme motivado si mi negocio se va al traste? Primero de todo pensamientos positivos, nunca te digas a ti mismo NO puedo hacerlo y finalmente trabaja duro. Todo trabajo y esfuerzo tiene su recompensa tarde o temprano así pues cuando tengas la frente sudada y estés exhausto por el camino habrás alcanzado el éxito.

www.softwaredoit.es